Mexico + 5 more

Sin Salida: La crisis humanitaria de la población migrante y solicitante de asilo atrapada entre Estados Unidos, México y el triángulo norte de centroamérica (TNCA)

Source
Published
Origin
View original

Attachments

RESUMEN EJECUTIVO

La epidemia de violencia y el deterioro de las condiciones económicas y sociales en los países centroamericanos de El Salvador, Honduras y Guatemala han hecho que la situación se vuelva insostenible para buena parte de la población. Cada año, centenares de miles de personas continúan siendo forzadas a huir hacia el norte para escapar de amenazas contra su vida, agresiones físicas, violencia sexual y confinamiento1. El creciente desplazamiento en la región, sumado a la drástica reducción de los mecanismos de protección internacional, ha creado una crisis humanitaria que demanda una respuesta humanitaria coordinada. Los Gobiernos de la región deben situar a las personas en el centro de las políticas migratorias y asegurar a las víctimas de violencia el acceso a la asistencia humanitaria, los servicios de salud y la protección.

Desde 2012, la organización internacional médicohumanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) ha ofrecido atención médica y psicológica a centenares de miles de personas desplazadas en la ruta migratoria que cruza México. Los equipos médicos han sido testigos del coste humano de las cada vez más brutales políticas migratorias en la región, tal y como ya se documentó en el informe Forzados a huir del Triángulo Norte de Centroamérica.

El presente informe se basa principalmente en los datos y testimonios de las personas a las que hemos atendido en la ruta migratoria en los últimos dos años, desde enero de 2018. De las 480 personas entrevistadas como parte de un estudio estructurado, el 97,9 % provenían del Triángulo Norte de Centroamérica —TNCA, que comprende Honduras, Guatemala y El Salvador—, cuyos habitantes sufren una violencia comparable a la presente en zonas de guerra en las que MSF lleva décadas trabajando.

Nuestros análisis refuerzan la necesidad urgente de que estas personas reciban cuidados médicos adecuados y protección, tanto en sus países de origen como en la ruta migratoria que cruza México.