Mexico

Monitoreo de protección: México - Snapshot junio + julio 2022

Attachments

Este SNAPSHOT resume los hallazgos del Monitoreo de Protección realizado en Ciudad Juárez y Tapachula, México en junio y julio de 2022 como parte de la intervención humanitaria del Consejo Danés para Refugiados (DRC) y el Servicio Jesuita a Refugiados México (JRS), en el marco de un consorcio con Save the Children España y México, Plan Internacional España y México y HIAS México, con el apoyo financiero de la Unión Europea Protección Civil y Ayuda Humanitaria (ECHO). Para visualizar el Dashboard interactivo de los resultados de este periodo y desde el inicio del programa de Monitoreo de Protección, haga clic aquí.

Los meses de junio y julio en Ciudad Juárez vieron la continuación de los programas para facilitar el acceso excepcional de un número muy limitado de personas al procedimiento de asilo en Estados Unidos. La gran mayoría de personas de interés seguían estancadas en este lugar como en otros puntos fronterizos debido a la vigencia persistente de las restricciones sobre el acceso al territorio conocidas como Título 42, a pesar de una decisión de la Corte Suprema de ese país que favorece la pronta revocación de otras restricciones bajo la política MPP. Persistía poca transparencia y mucha desinformación sobre los criterios y procesos para acceder a estos programas de excepciones, lo que provoca un deterioro en el estado psicosocial de las personas de interés y, junto con la saturación de los albergues y un recrudecimiento generalizado de violencia en la zona, siguió impulsando los intentos de cruzar la frontera de manera irregular. Los riesgos de protección asociados con estos movimientos irregulares fueron evidenciados en los reportes de personas de interés que fueron abandonadas por traficantes o que perdieron la vida en el intento de acceder al territorio estadounidense.

La situación en Tapachula fue marcada por la demanda de la población de interés por documentación autorizando su libre tránsito en el país para poder dejar las precarias condiciones de vida en Tapachula, lo que llevó a la concentración de grupos grandes de personas en distintos puntos de la ciudad y las salidas de múltiples movimientos colectivos en caravana hacía otras partes del país.

En estos flujos y entre la población de interés en Tapachula en general, se notó una fuerte representación de personas venezolanas comparado con periodos anteriores.

Si bien los procesos para la emisión de las Tarjetas de Visitante por Razones Humanitarias (TVRH) se aceleraron durante junio para quienes ya contaban con una constancia de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), muchas personas se quejaron de los largos tiempos de espera de hasta tres meses para obtener este documento de la COMAR que las permitiría solicitar una TVRH. En junio, organizaciones de derechos humanos documentaron como las autoridades migratorias se comprometieron a emitir documentos – Formas Migratorios Múltiples (FMM) que autorizan la estancia en el país por un número específico de días – a los miles de personas que integraron una caravana al llegar a cierto punto de la ruta. Otras caravanas salieron durante el mes de julio, llevando el Instituto Nacional de Migración (INM) a emitir estos FMM también en sus oficinas en Tapachula y en otras partes de Chiapas, sin claridad sobre los criterios. A finales de julio el colapso del sistema operativo del INM llevó a la suspensión de estos procesos y la concentración de cientos de personas en un campamento fuera de la oficina de la autoridad migratoria, a la espera de recibir documentación para poder seguir su tránsito dentro de México