México rememora el terremoto del 19-S un año después

Report
from El País
Published on 19 Sep 2018 View Original

La capital del país se detuvo este miércoles a las 13.14, en recuerdo de las víctimas del seísmo del 19 de septiembre de 2017

Ciudad de México recordó este miércoles a las víctimas del terremoto. Se cumplía un año del devastador movimiento de tierra que dejó 230 muertos solo en la capital. Se cumplían, también, 33 años de otro seísmo devastador, el de 1985, que acabó con miles de vidas en la ciudad. La bandera nacional ondeó a media asta en el zócalo, en recuerdo de los que se fueron. El presidente, Enrique Peña Nieto, encabezó el izado de bandera, justo a las 7.19, hora del terremoto del 85.

Desde la mañana, damnificados del sismo pararon, marcharon, se manifestaron en diferentes puntos de la urbe. A las 10.00, inquilinos de las torres Pestalozzi, golpeadas por el temblor, cortaron el Viaducto, una importante avenida que cruza de este a oeste la capital. Querían llamar la atención sobre “la falta de transparencia” del destino de los donativos recibidos por el Gobierno en los últimos meses. También pidieron “agilidad” en la reconstrucción.

Es uno de los temas de estas semanas, el horror burocrático que sufren las familias que perdieron sus casas para acceder a los fondos de reforma y reconstrucción. La ambigüedad del Gobierno local frente a las peticiones de apoyo. La poca claridad acerca de quién es susceptible de recibir ayuda y quién no.

A las 12.00, otro contingente de damnificados se juntó en el sur de la ciudad, en el complejo de edificios Tlalpan, núcleo de la organización vecinal que negocia el reparto de fondos con el Ejecutivo local. Primero acudieron a misa, luego armaron una cadena humana alrededor del complejo, y ya por la tarde marcharon al centro de la ciudad con damnificados de otros barrios.

Justo un año después del temblor, a las 13.14.40, media ciudad paró. Vecinos de muchos barrios guardaron un minuto de silencio. A las 13.16, los altavoces de la alerta antisísmica, repartidos por miles de esquinas, reprodujeron la alarma, un enorme macrosimulacro que no ha acabado de gustar: ¿Por qué justo este día? ¿Por qué a esta hora?

En el resto del país, el primer aniversario de los sismos -antes del 19 de septiembre de 2017, hubo otro el 7, que afectó a Oaxaca y Chiapas-, ha llegado a los medios en forma de reclamo. Con pocas excepciones, la reconstrucción avanza lentamente, caso, por ejemplo, del municipio de Jojutla, en el Estado de Morelos, parcialmente destruido. Reclamo por las sospechas de corrupción que envuelven la repartición de los fondos estatales para la reconstrucción. Reclamo, también, porque los fondos repartidos apenas sirven para armar viviendas menores, de peor calidad, que las que se cayeron. Incluso el ombudsman mexicano ha criticado la descoordinación y opacidad de los distintos niveles de gobierno en estos meses.