México activa Plan de Atención a Caravana Migrante con visión humanitaria

Report
from Government of Mexico
Published on 18 Jan 2019 View Original

El gobierno de México puso en marcha el Plan de Atención Caravana Migrante, en el que participan todas las dependencias federales, bajo la dirección de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y la Secretaría de Gobernación, especial mente el Instituto Nacional de Migración (INAMI) y bajo coordinación de la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC).

El Plan que se ejecuta a partir del inicio del nuevo gobierno establece acciones interinstitucionales para asegurar un arribo migratorio con visión humanitaria y regular el ingreso para que sea legal, ordenado y seguro, explico el titular de la CNPC, David León Romero, durante una visita a Chiapas para supervisar su despliegue.

Establece, asimismo, un trabajo coordinado entre las instituciones del gobierno federal, el gobierno estatal y de los municipios de Tapachula y Suchiate, y cuenta con la colaboración de la ACNUR, UNICEF y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), entre otros.

Conforme al Plan de Atención, el proceso de recepción de migrantes consta de atención médica inmediata, alimentación, hidratación e información al momento de su ingreso; registro y colocación de pulseras que permite al migrante identificarse, acceder a los servicios que se ofrecen, e iniciar y concluir la gestión de su regulación migratoria.

Las personas migrantes podrán elegir entre permanecer en el albergue temporal modular hasta recibir la Tarjeta de Visitante por Razones Humanitarias, que proporciona condiciones de seguridad y bienestar para su estancia, o bien podrán regresar a Guatemala y volver México para recibir el documento.

Esta misma tarde, cabe comentar, se recibieron a los primeros mil 64 migrantes, de modo que ya cuentan con condiciones de bienestar, seguridad y garantía de sus derechos humanos.

Final mente, el Plan de Atención Caravana Migrante contempla acciones que permitirán a los migrantes, una vez regularizados, su inclusión a la dinámica social y económica de la región.