Las muertes de migrantes siguen siendo altas a pesar del marcado descenso en los cruces por la frontera entre EE.UU. y México en 2017

Report
from International Organization for Migration
Published on 06 Feb 2018 View Original

Berlín – La cifra de migrantes fallecidos al intentar cruzar la frontera entre los Estados Unidos y México en 2017 siguió siendo elevada, a pesar de una disminución del 44 por ciento en las detenciones fronterizas que fuera informada por la Patrulla Fronteriza de EE.UU. entre 2016 y 2017.

En 2017, 412 muertes de migrantes fueron registradas en comparación con 398 en 2016, de conformidad con la OIM, el Organismo de las Naciones Unidas para la Migración. Esta información fue recopilada por el Proyecto Migrantes Desaparecidos de la OIM, el cual tiene su base en Berlín.

“El aumento en las muertes resulta especialmente preocupante porque los datos disponibles indican que han sido menos los migrantes que ingresaron a los EE.UU. a través de su frontera con México el año pasado,” sostuvo Frank Laczko, Director del Centro de Análisis de Datos de la OIM sobre la Migración Mundial (GMDAC por sus siglas en inglés), el cual recopila los datos para el Proyecto Migrantes Desaparecidos.

La Patrulla Fronteriza de EE.UU. informó acerca de 341.084 detenciones en la frontera sudoeste de los Estados Unidos en 2017, en comparación con las 611.689 detenciones que se dieron en 2016.

En la medida en que las posibilidades de ser arrestados aumentan, los migrantes tienden a buscar rutas más remotas a fin de evitar la detención. La prolongada exposición a las extremas condiciones del medioambiente en la frontera, en donde las temperaturas con frecuencia llegan a los 40°C (104°F), junto a la dificultad de asistir a quienes padecen necesidades en áreas remotas han sido con frecuencia citadas como las causas principales de muerte.

Texas, en donde se registraron 191 muertes de migrantes el año pasado, constituye una zona de especial preocupación. El total de 2017 representa un aumento del 26 por ciento por sobre las 151 muertes registradas allí en 2016.

La oficina de la OIM en México informa que eso se debe en parte a copiosas lluvias a comienzos de 2017, que hicieron que el cruzar la frontera hacia Texas fuera más difícil ya que el curso del Río Grande se volvió más rápido y profundo. Sin embargo, no ha habido una explicación similar para el aumento en muertes de migrantes en otras áreas a lo largo de la frontera.

En julio de 2017, la tragedia de diez migrantes que perdieron la vida atrapados en la parte trasera de un tractor con remolque en un estacionamiento en Texas recibió una amplia cobertura en la prensa. Pero aun así la mayor parte de las muertes registradas en la región fronteriza ocurren en cifras relativamente bajas. Esos decesos, registrados casi a diario durante los meses de verano raramente ocupan los titulares de la prensa más allá de las comunidades locales de las víctimas.

Si bien es más sencillo acceder a los datos sobre muertes de los migrantes en la frontera entre EE.UU. y México en comparación con muchas otras regiones del mundo, los mismos siguen siendo incompletos. Por ejemplo, las cifras de fallecimientos informadas por la Patrulla Fronteriza de EE.UU. incluyen solamente a aquellos agentes con los cuales se ha tratado directamente. “Esto significa que las cifras reportadas a nivel federal podrían seriamente subestimar el número real de muertes” dijo Julia Black, a cargo de la coordinación de la recopilación de datos para el Proyecto Migrantes Desaparecidos.

Los datos oficiales sobre muertes de migrantes en la frontera están fragmentados en gran medida, y la información debe recopilarse por intermedio de las autoridades locales. Dado que muchos cuerpos son difíciles de identificar debido al alto grado de descomposición y a la falta de documentos de identidad, las autoridades locales puede que no siempre lleguen a identificar las muertes de migrantes como tales. Otros en cambio proporcionan solamente datos agregados o de finales de año, haciendo difícil la comprensión de la forma en la cual cientos de migrantes pierden la vida cada año en la frontera.

No obstante ello, los investigadores de la OIM dicen que tienen confianza acerca de que los datos revelan que la gran mayoría de las muertes fronterizas de migrantes que han sido registradas por el Proyecto Migrantes Desaparecidos han ocurrido del lado de la frontera correspondiente a EE.UU. – aunque una de las razones de esto podría ser que los médicos forenses, los examinadores médicos y los alguaciles en los condados de las fronteras de EE.UU. posiblemente brinden datos sobre muertes de migrantes al equipo de la OIM con mayor frecuencia.

Los informes de muertes al sur de la frontera a menudo afloran a nivel local, en estaciones de radio y pequeños periódicos, como también en Twitter y Facebook. A menudo los investigadores de la OIM se enteran de tales muertes semanas después de haber ocurrido, en algunos casos incluso tras varios meses.

El Proyecto Migrantes Desaparecidos ha registrado 1.468 muertes en la frontera entre EE.UU. y México desde que el proyecto comenzó en 2014, y esa cifra incluye 14 muertes ocurridas en enero de 2018. Recientemente, tres hombres se ahogaron en diferentes lugares al intentar cruzar el Río Grande el último miércoles (31/01).

Para mayor información por favor contactar a Julia Black en el GMDAC de la OIM, Tel: +49 30 278 778 27, Email: jblack@iom.int; Joel Millman en la Sede de la OIM, Tel: +41 79 103 8720, Email: jmillman@iom.int

International Organization for Migration:

Copyright © IOM. All rights reserved.