La Oficina de la UNESCO en México acompaña el proceso de recuperación del Patrimonio dañado a causa del sismo del 19 de septiembre

La Directora de la UNESCO en México, Nuria Sanz, se reunió el 28 de septiembre con el Alcalde de Puebla, Luis Banck, para conocer la evaluación realizada por la administración local y el plan que se puso en marcha para dar atención a los monumentos históricos de la ciudad de Puebla. Tras el sismo ocurrido el 19 de septiembre en las zonas centro, sur y sur occidente de México, se tuvieron noticias de las afectaciones sufridas en un amplio conjunto de monumentos históricos de los estados afectados. Los daños registrados fueron particularmente graves en las localidades cercanas al epicentro del movimiento telúrico, ubicado en el vértice que une a los estados de Puebla y Morelos.

En este corredor se encuentran tres Sitios del Patrimonio Mundial: el Centro Histórico de la Ciudad de México, el Centro Histórico de Puebla y el denominado Primeros monasterios del siglo XVI en las laderas del Popocatepetl.

Desde las primeras horas posteriores al sismo, la Oficina de la UNESCO en México reunió información sobre las afectaciones al patrimonio cultural producidas por desastre natural y desarrolló un conjunto de informes diarios durante la primera semana tras el 19 de septiembre. En estos informes se pudo comprobar con los datos oficiales y lo publicado en los medios una afectación general a 1500 monumentos históricos y artísticos en los estados golpeados por el terremoto, universo que incluyó a construcciones civiles y religiosas, de las cuales, un porcentaje a detrminar se encontraba en Sitios del Patrimonio Mundial, siendo tal vez el más severamente afectado el Sitio Primeros monasterios del siglo XVI en las laderas del Popocatepetl.

A partir de la comunicación establecida por la Oficina de la UNESCO en México con la Secretaría de Cultura Federal y el INAH, se acordó realizar una misión de reconocimiento en el sitio, a la cual fueron invitados expertos de alto nivel en ingeniería estructural de las construcciones históricas, pertenecientes al Instituto de Ingeniería de la UNAM. Dicha Misión se agendó para los días 28 y 29 de septiembre.

La Directora de la UNESCO en México, Nuria Sanz, se reunió el 28 de septiembre con el Alcalde de Puebla, Luis Banck, para conocer la evaluación realizada por la administración local y el plan que se puso en marcha para dar atención a los monumentos históricos de la ciudad de Puebla.

En su oportunidad, Nuria Sanz destacó que, no obstante, los daños sufridos en los templos y monumentos poblanos, la capacidad de recuperación emocional y del espacio público da cuenta de la importancia que éstos representan para sus comunidades.

Sin embargo, la Directora de la UNESCO en México subrayó la necesidad de proceder de forma prudente y ordenada con los trabajos de recuperación, evitando el uso de maquinaria que pueda generar más daños a los monumentos. Urgió a atender las recomendaciones de la Academia y de los expertos en ese sentido.