Evaluación del impacto socioeconómico de las inversiones en prevención y reducción de riesgos: El caso de Tabasco

Report
from World Bank, GFDRR
Published on 22 Dec 2017 View Original

RESUMEN EJECUTIVO

En este estudio, se evalúa el rol de las inversiones en prevención y reducción de riesgos de desastres (RRD) en la reducción del impacto de las inundaciones en el estado de Tabasco entre los años 2007 y 2010.
Sobre la base de un estudio previo realizado en el marco de un Acuerdo de Asistencia Técnica entre el Gobierno de México y el Banco Mundial, se determinó que los eventos de intensas lluvias en Tabasco en 2007 y 2010 fueron similares en términos de características hidrometeorológicas (precipitación) y de distribución espacial (manchas de precipitación). Al analizar el nivel de precipitación acumulada registrado en ambos eventos, se encontró que la inundación de 2010 tuvo una magnitud superior a la de 2007. Sin embargo, las estimaciones de daños y pérdidas registradas por el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) muestran una reducción del 80 % en 2010 respecto de 2007 (Banco Mundial, 2014). La similitud en estos eventos presenta un escenario ideal de “experimento natural” para evaluar los beneficios de las inversiones en RRD realizadas entre 2008 y 2010.
A raíz de las devastadoras inundaciones en octubre de 2007, el Gobierno Federal, junto con el Gobierno del Estado de Tabasco, diseñaron y comenzaron la implementación del Plan Hídrico Integral de Tabasco (PHIT). El PHIT tiene por objetivo generar un conjunto de soluciones que garanticen la seguridad de la población, así como el desempeño y la continuidad de las actividades económicas, y el equilibrio en los ecosistemas ante la incidencia de inundaciones. El PHIT contempla la implementación de medidas estructurales (inversiones físicas como bordos y reforzamientos) y no estructurales (iniciativas no ingenieriles como talleres, capacitaciones, desarrollo de sistemas de alerta temprana y trazado de mapas de riesgo, entre otros). Como parte del PHIT, se invirtieron un total de USD 753 613 871 (MXN 9518 millones)1 en medidas de RRD entre 2008 y 2010, equivalente al 2,18 % del PIB del estado en 2010. Aproximadamente el 84 % de estos recursos se invirtieron en infraestructura de protección de la población y de áreas productivas (56 % de la inversión total), así como en la reconstrucción de infraestructura hidráulica de protección (alrededor del 27 % del total) (Banco Mundial, 2014).
El presente análisis tiene por objetivo evaluar el impacto de las inundaciones y de las inversiones en RRD en el bienestar socioeconómico de la población de Tabasco.
Para ello, se estimó el impacto en la tasa de deserción escolar para estudiantes de Educación Básica (primaria y secundaria) y el efecto en la actividad económica del estado (medido a través del cambio en la intensidad de las luces nocturnas, conocidas en la literatura especializada por su denominación en inglés, Nighttime Lights, o por sus siglas NTL). Esto, sumado a información georreferenciada de la ubicación de las inversiones en RRD y el nivel de inundación (estimado mediante el modelo de inundación fluvial GLOFRIS) presente durante cada uno de los eventos, permitió obtener estimaciones con un nivel de desagregación espacial de 1 km2 .
Los resultados, por una parte, muestran que el nivel de inundación fluvial (GLOFRIS) en efecto tiene un impacto negativo en la deserción escolar y en el cambio en las NTL. Específicamente, se observa un mayor impacto negativo en 2007 que en 2010, año en el que este se controla por la presencia de inversiones de protección.
En 2007, se encontró que 1 dm de inundación adicional generó un incremento en la tasa de deserción escolar en casi un 0,1 %, mientras que el impacto en 2010 fue de tan solo el 0,023 %. De igual manera, las NTL muestran una reducción del 30 % en la intensidad de la luz después de la inundación de 2007, en comparación con un 5,4 % en 2010.
Por otra parte, no se encontraron resultados robustos para medir el efecto de las inversiones en RRD, aun después de corregir un posible sesgo derivado de la ubicación de estas. Consideramos que la falta de información sobre la extensión precisa de las inversiones, así como problemas en la temporalidad de los datos de deserción escolar y la falta de información de NTL para los meses precedentes a la inundación de 2010, pueden ser la causa de la falta de precisión en nuestras estimaciones.
En conclusión, los resultados obtenidos en este estudio refuerzan los encontrados en el estudio anterior (Banco Mundial, 2014): el impacto de la inundación de 2007 fue superior al de la inundación de 2010, aun cuando 2010 se caracterizó por lluvias de mayor magnitud. En cuanto a las inversiones en RRD, se requiere una mayor precisión temporal y espacial para analizar impacto de estas.