El Observatorio - México: Actos de seguimiento y vigilancia contra la CODIMUJ de la Parroquia San Pedro y San Pablo (Chiapas)

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, programa conjunto de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y de la FIDH, solicita su intervención urgente ante la siguiente situación en México.

Descripción de la situación:

El Observatorio ha recibido información del Centro de Derechos Humanos, Fray Bartolomé de las Casas, A. C. (Frayba), sobre los actos de seguimiento y vigilancia contra la Coordinación Diocesana de Mujeres (CODIMUJ), de la Parroquia San Pedro y San Pablo, en Chicomuselo, Chiapas, México.

Según la información recibida, integrantes del 101 Batallón de Infantería, pertenecientes al Ejército mexicano, vestidos de civil, vigilaron y tomaron fotografías a las personas que participaron del encuentro “Los Derechos de las Mujeres también son Derechos Humanos”.
Este encuentro fue convocado por la Coordinación Diocesana de Mujeres (CODIMUJ), de la Parroquia San Pedro y San Pablo, y fue realizado el pasado 23 de marzo de 2019, en la comunidad Lázaro Cárdenas, del municipio de Chicomuselo.

Según la misma información los dos militares fueron identificados como Victorino Morales Morales 1 y Alejandro Yera Reyes, este ultimo reconocido por integrantes de la comunidad como una persona que ha estado vigilando al sacerdote, el Sr. Eleazar Juárez Flores (el Padre Eleazar), de la Parroquia de San Pedro y San Pablo, quien en ocasiones anteriores ha sido víctima de actos de hostigamiento y amenazas.

El Observatorio reitera su preocupación por la situación crítica del derecho a defender derechos humanos en México donde desde el 1 de diciembre de 2018 al menos 22 personas defensoras y periodistas han sido asesinadas, y donde se mantiene un patrón de criminalización que busca tratar de acallar las voces de las personas defensoras de derechos humanos.

El observatorio manifiesta su preocupación ante el uso ilegal de la inteligencia militar por parte de integrantes de las Fuerzas Armadas de México, como mecanismo de intimidación a organizaciones y personas que defienden los derechos humanos en el Estado de Chiapas.

Por todo lo anterior el Observatorio exige a las autoridades del Estado de Chiapas y a las autoridades mexicanas que aseguren la integridad física y psicológica de las y los integrantes de la Coordinación Diocesana de Mujeres (CODIMUJ) y de la Parroquia San Pedro y San Pablo, incluyendo a través de la medida más eficaz, la investigación y la sanción de los ataques en su contra, así como el cese inmediato de todo tipo de hostigamiento, vigilancia e intimidación contra sus integrantes.