Boletín de la Seguridad Alimentaria y Nutricional - Abr-May-Jun 2012

  • La sequía en EE.UU., que afecta al 63 % de las tierras cultivables, genera presiones al alza de los precios de forma inmediata e incertidumbre sobre el comportamiento de los mercados internacionales de granos en el mediano plazo. Los precios del maíz, del trigo y la soya se elevaron más de 30 % desde junio hasta mediados de julio.

  • Impactos en América Latina y el Caribe: los exportadores netos de estos granos y de soya, como Argentina, Brasil y Paraguay, conseguirán mayores ingresos y mejorarán su saldo comercial. Por otra parte los importadores netos, como los países de Centroamérica y del Caribe, tendrán que dedicar más recursos para cubrir su déficits de alimentos, ya que sus cereales provienen mayoritariamente de EE.UU.

  • En América Latina y el Caribe, los precios de los alimentos experimentaron un alza en junio, alcanzando su nivel más alto en lo que va de 2012. La inflación alimentaria anual fue de 8,9 % en dicho mes, impulsada principalmente por altos precios en países como Argentina, Brasil y México.

  • La producción agrícola de la región se ha recuperado tras la caída en la temporada 2011/12, y se estima un alza de 4 % en la producción de cereales, explicada principalmente por incrementos en el área cultivada y en los rendimientos del maíz. De igual forma, el comercio agroalimentario se incrementó 8 % en el primer trimestre de 2012.

  • En materia de políticas, destaca la continuidad de las medidas de apoyo a la producción en los países de Sudamérica, y de medidas relacionadas con el acceso y utilización de alimentos en Centroamérica y el Caribe. En el Caribe destacan medidas asociadas a obras de agua y sanidad.