ACNUR apoyará a México para atender a la caravana de migrantes centroamericanos

Report
from UN News Service
Published on 19 Oct 2018 View Original

Una caravana de cerca de 3000 personas que huyen de la violencia y la pobreza, en su gran mayoría, hondureños llegó a la frontera de Guatemala con México con la intención de cruzar este país y dirigirse a Estados Unidos. El Gobierno de México ha pedido ayuda a la ONU para atender a estos migrantes y la Agencia para los Refugiados (ACNUR) refuerza su presencia para asistir.

Los hondureños entrarían a territorio mexicano el sábado, por lo que los organismos nacionales especializados y ACNUR se preparan en conjunto para recibirlos luego de una petición formal de las autoridades del país para que el personal de la Agencia de la ONU acompañe la tarea de acoger a los migrantes, revisar las solicitudes de asilo que se pudieran presentar y otorgar ayuda de emergencia.

“ACNUR está reforzando su capacidad en el sur del país para brindar asistencia humanitaria, psicosocial y asesoría legal a los solicitantes de asilo, así como para atender situaciones específicas de protección que puedan surgir, principalmente entre niñas, niños, adolescentes, mujeres y ancianos”, indicó el organismo.

El Secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, se reunió el jueves con el Secretario General de la ONU para pedir la ayuda de la Organización. António Guterres remitió el pedido a la Oficina de ACNUR en el país.

Amenazas de militarización

Desde el inicio de la caravana, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha hecho declaraciones en las que ha responsabilizado a México de evitar que el contingente cruce a Estados Unidos, amenazando con militarizar y cerrar la frontera si así no fuera.

Frente a este discurso, el portavoz de ACNUR en Ginebra recordó que todos los países deben apegarse a las leyes y respetar los derechos de migrantes.

“Reiteramos y subrayamos que cualquier persona de ese grupo que esté huyendo de la persecución y la violencia debe tener acceso a entrar a los territorios, se le debe permitir que ejerza su derecho fundamental de pedir asilo y debe tener acceso al debido proceso para solicitar la condición de refugiado. Esto está en la legislación nacional de todos los países implicados y es importante que se cumpla la ley”, apuntó este viernes Charlie Yaxley en una conferencia de prensa.

ACNUR también hizo referencia al principio de no devolución y conminó a los Estados a practicarlo.

Respuesta adecuada a cada caso

Por otra parte, el relator especial de la ONU sobre los derechos humanos de los migrantes, Felipe González Morales, dijo en un encuentro con los medios de comunicación que cuando se producen movimientos masivos de migrantes hay que entender las causas que los provocan y se deben tomar medidas adecuadas y proporcionales para el caso.

“Los Estados deben tomar en serio la determinación de la condición de refugiados de aquellos que la soliciten, deben realizarse consideraciones humanitarias también en razón con los vínculos familiares que puedan tener, etcétera, etcétera, etcétera. Yo diría que ese es el paraguas dentro del cual hay que analizar las políticas y la reacción que pueda tener Estados Unidos o México”, enfatizó.