404. México y OPS desarrollarán plan para la atención mental en situaciones críticas y desastres

Report
from Government of Mexico
Published on 07 Oct 2017 View Original

Tomarán en cuenta las experiencias de OPS en otros países.

Especialistas del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz (INPRFM) trabajan en colaboración con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para desarrollar un plan de respuesta en materia de salud mental, ante desastres como los ocasionados por los sismos del 7 y 19 de septiembre, afirmó la directora general del Instituto, doctora María Elena Medina Mora.

En conferencia de prensa dijo que este trabajo conjunto se ha articulado por instrucciones del Secretario de Salud, doctor José Narro Robles, en el cual se tomarán en cuenta las experiencias de la OPS en acciones inmediatas en caso de siniestro.

También está incorporado personal especializado de los estados de Oaxaca, Chiapas, Puebla, Morelos y Ciudad de México para ayudar a las personas afectadas a superar las experiencias traumáticas y evitar que éstas los predispongan a desarrollar algún trastorno mental.

Asimismo, detalló, los resultados de investigaciones en salud mental, son fundamentales para realizar intervenciones eficaces de acuerdo a las necesidades de la población afectada, por lo que el proyecto se enriquecerá y México contará con un esquema organizado e integral para la atención mental en desastres de este tipo.

También se podrán establecer medidas para organizar a las personas que quieran dar ayuda a los afectados para que la respuesta sea integral y la ayuda llegue a donde tiene que llegar.

Medina Mora informó que este sismo podría causar que 20 por ciento de la población afectada requiera atención en salud mental, aproximadamente después de un mes del suceso, por lo que el personal del instituto mantiene la atención y seguimiento a estas personas.

Los servicios son gratuitos a la población afectada por sismos en sus instalaciones y las brigadas de especialistas continúan brindando atención en albergues y comunidades afectadas. Asimismo se brinda asesoría telefónica a través de las líneas que se pusieron a disposición de la población.