Mauritania + 2 more

Mauritania, Níger y Mali no se recuperan de la plaga de langostas y entran en una grave crisis alimentaria

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Las sequías, que afectaban a Mauritania cada diez años, llegan ahora con una frecuencia mucho mayor, cada dos o tres años

Las langostas arrasaron en noviembre con todos los cultivos. La falta de lluvias impidieron que crecieran bien las nuevas cosechas. Y la pasividad de la comunidad internacional, unido a lo anterior, está provocando una grave crisis humanitaria en los tres países del África Occidental más afectados: Níger, Mauritania y Mali.

La crisis humanitaria que se está gestando en estos tres países puede afectar a más de cinco millones de personas. Se inició cuando la plaga de langostas se comió toda la vegetación del área y la dejó en una grave situación de inseguridad alimentaria y con los mercados locales totalmente trastocados. Las langostas arrasaron con los cereales y las huertas, y sólo el arroz, que crece bajo el agua, se salvó en algunos casos de la voracidad de los insectos. La escasez de precipitaciones ha hecho el resto, y seg=FAn informes de Oxfam Internacional en la zona, se ha comprobado que los índices de malnutirición infantil se han disparado. Los informes muestran también una pérdida importante de cabezas de ganado.

Los países donantes han ignorado la situación que atraviesan estos países y no han respondido a las peticiones de fondos lanzadas desde las agencias de Naciones Unidas. Níger y Mali forman parte del grupo de cinco países más pobres del mundo y Mauritania, poco mejor situado, es el país con menor acceso al agua en todo el planeta. La crisis afecta con especial virulencia a Níger, donde 3.500.000 personas se encuentran en grave riesgo de hambruna. Paul van Wijk, coordinador de programa de Oxfam Holanda en Níger, ha contado que "ahora muchas familias sólo comen una vez al día; comen hojas y fruta, y su ganado muere con tremenda facilidad".

Natasha Quist, coordinadora de cooperación de Oxfam Internacional en África Occidental, explica que "en las =FAltimas semanas hemos visto muchos pastores nómadas llegar a las áreas urbanas para encontrar otro medio de vida; estas personas forman parte de unas de las comunidades más marginadas del mundo".

Proyectos para combatir la sequía

Con parte de financiación de la Junta de Castilla-La Mancha, Intermón Oxfam y la organización local Association Mauritaniènne pour l'Autodéveloppement (AMAD), desarrollan desde noviembre del pasado año un programa de distribución de semillas y apoyo para el riesgo a las familias más afectadas en la provincia mauritana de Brakna. Se trata de semillas de maíz y de productos de la huerta. El proyecto, con un coste de 260.000 euros, beneficia a 20.000 personas residentes en doce poblados cercanos al río Senegal y también abarca vacunaciones de ganado y bancos de cereales para los animales.

Marta Barceló, coordinadora de cooperación de Intermón Oxfam en Magreb, advierte que "la sequía es un fenómeno muy recurrente en Mauritania. Al igual que en otros países del Sahel hay ciclos de grave sequía cada diez años, pero estos plazos se están acortando. Esto hace que Mauritania se esté instalando en un contexto de inseguridad alimentaria. Si analizamos los =FAltimos años vemos que en 2002 hubo una sequía importante con graves consecuencias; en 2003 la población comenzaba a recuperarse cuando se encontró con una grave crisis en el 2004, con una nueva sequía agravada por la invasión de langostas".

Por otra parte, Oxfam Internacional ha incrementado sus proyectos en Níger; en los =FAltimos meses, Oxfam y las organizaciones locales AREN, Mooriben y AIP-Takkayt, han distribuido 900 toneladas de cereal a 100.000 personas afectadas por la escasez de alimento. Se prevé que en las próximas semanas Oxfam y estas organizacviones distribuyan semillas a otras 200.000 personas y forraje para el ganado.

Contacto para Medios de Comunicación:

Intermón Oxfam - Gabinete de Prensa
Héctor Oliva, 93.482.07.94 / 699.075.276, holiva@intermonoxfam.org