Mali

Cruz Roja Española mantiene su compromiso para la reducción de la práctica de la ablación genital

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published

6 de febrero, Día Internacional contra la Mutilación genital femenina

  • Trabaja en Malí, donde la prevalencia de la escisión alcanza una tasa media del 85% y afecta a mujeres y niñas

  • Información y sensibilización a nivel comunitario son claves para la difusión de los riesgos que entraña esta práctica

La ablación de clítoris o Mutilación genital femenina (MGF), expresión oficial utilizada para referirse a esta práctica por la OMS (Organización Mundial de la Salud), consiste en la eliminación de tejido de cualquier parte de los genitales femeninos por razones culturales, religiosas o cualquier otra razón no médica.

Esta práctica ancestral, que han sufrido ya más de 130 millones de mujeres y niñas (según datos de UNICEF), fundamentalmente en África, tiene graves consecuencias ginecológicas, obstétricas y psicosociales. Uno de los países con mayor índice de prevalencia de la escisión es Malí, donde la tasa se sitúa en el 85%. En las regiones malienses en que trabaja Cruz Roja Española, Ségou y Kayes, la cifra es aún mayor, 92,2% y un 98%, respectivamente.

Desde el año 2000, Cruz Roja Española en colaboración con la Cruz Roja de Malí desarrolla en las dos regiones actividades dirigidas a informar y sensibilizar a nivel comunitario de los riesgos que se generan, a fin de que se abandone esta práctica y para mejorar la salud y condiciones de vida de las mujeres y niñas víctimas de graves secuelas físicas y psicológicas de la ablación.

Cruz Roja trabaja con líderes comunitarios, personal sociosanitario, profesores y las organizaciones comunitarias de base a través de distintos módulos de formación y de sensibilización en los que las mujeres participan activamente, con independencia de haber sido o no víctimas de la mutilación genital.

La intervención, apoyada por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), se centra además en prestar asistencia sanitaria y psicosocial a las mujeres y niñas, que tienen complicaciones después de haber sido sometidas a la escisión. En los últimos dos años (2009-2011) se ha trabajado con un total de 624.995 personas en las regiones de Ségou y Kayes, en Malí.

La intervención de la Cruz Roja Española y de la Cruz Roja Maliense se enmarca dentro del Plan Nacional de Lucha contra la Escisión que persigue la reeducción progesiva de esta práctica en el país y, en los cuatro años que dura, pretende llegar a 900.000 personas.

Síguenos en www.facebook.com/CruzRoja.es y Twitter www.twitter.com/CruzRojaEsp @CruzRojaEsp