Iraq

La guerra arruinaría el programa petróleo por alimentos

Source
Posted
Originally published
Intermón Oxfam deplora una guerra que causaría víctimas no sólo por acción, sino también por omisión
Uno de cada dos ciudadanos iraquíes depende del Programa Petróleo por Alimentos para asegurar su alimentación. En caso de que se iniciase una guerra, el programa debería detenerse casi totalmente ya que no estaría garantizada la seguridad de los distribuidores. De este modo, aparte de las víctimas directas que el conflicto ocasionaría, la guerra supondría también un elevado n=FAmero de muertos y enfermos por las dificultades de acceder a comida. Se calcula que en la guerra de Afganistán de 2001, al menos 10.000 personas murieron como consecuencia de la falta de alimento.

El Programa Petróleo por Alimentos, iniciado en 1996, consiste en emplear los ingresos que proporcionan las exportaciones de petróleo iraquí para mejorar la situación humanitaria de la población. Los ingresos se distribuyen así:

  • El 72% de los ingresos financian el Programa Petróleo por Alimentos. El 59% del total se destina a las 15 provincias del centro y sur del país, y lo gestiona el propio gobierno iraquí. El 13% se destina a las 3 provincias kurdas del norte (Dahuk, Sulaymaniyah y Erbil) y en esta zona Naciones Unidas gestiona el programa.

  • El 25% de los fondos se destinan al Fondo de Compensación por reparaciones de guerra.

  • El 2,2% va para gastos administrativos del Programa Petróleo por Alimentos

  • El 0,8% sirve para financiar la inspección de armas por parte de UNMOVIC.
Actualmente, 43.000 personas se encargan de la distribución de las raciones de comida por todo el país. Las raciones que se distribuyen son de 2.200 kilocalorías por persona y día. A pesar de su nombre, el programa no se circunscribe a distribuir alimentos, sino que abarca un total de 25 sectores, tales como salud, construcción de viviendas, sistemas de agua, agricultura, etc.

La guerra impediría el cumplimiento de las resoluciones 986 (puesta en marcha del programa) y 1447 (aprobación de la fase XIII del programa). La fase actual, aprobada por el Consejo de Seguridad el pasado 4 de diciembre, y que debe prolongarse hasta el 3 de junio, cuenta con un presupuesto de 5.000 millones de dólares.

El programa de Naciones Unidas, sin embargo, no ha evitado que los índices de desnutrición y mortalidad infantil en Iraq se hayan disparado en la =FAltima década. Esta situación se vería muy agravada en caso de guerra. (FIN)

Contacto para Medios de Comunicación:

INTERMÓN OXFAM - Gabinete de Prensa
Héctor Oliva ; 93.482.07.94. ; holiva@intermon.org
Mireia Oliveras ; 93.482.07.20. ; moliveras@intermon.org
Página Web: http://www.IntermonOxfam.org