A partir de la fecha hasta el 31 de diciembre: Gobierno decreta emergencia en Corredor Seco para enfrentar sequía y acelerar ayuda a afectados

Report
from Government of Honduras
Published on 15 Aug 2018 View Original

Tegucigalpa, 15 de agosto. En Consejo de Ministros, el presidente Juan Orlando Hernández decretó hoy estado de emergencia en el Corredor Seco del país a partir de la fecha y concluyendo el 31 de diciembre próximo para enfrentar los efectos de la escasez de agua que ha provocado la pérdida de cultivos.

La sequía provocada por el fenómeno de El Niño afecta a 145 municipios de 13 departamentos del país, de los cuales 74 municipios, que incluyen 65.000 familias, presentan una afectación severa.

Además, 34 municipios sufren afectación moderada, con aproximadamente 51,800 familias perjudicadas, y 37 municipios con afectación leve, con 53,000 familias perjudicadas.

El decreto de emergencia ha sido recomendado por la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

“Al declarar el estado de emergencia en el Corredor Seco debemos de activar todas las medidas disponibles de la institucionalidad y firmar dos decretos, por lo menos, que serían las herramientas que nos van a permitir el carácter jurídico decretado de emergencia y también los recursos financieros para poder atender esta situación”, dijo el presidente Hernández.

Llamado

El Consejo de Ministros hizo un llamado a la cooperación internacional para que sean realizadas dos entregas adicionales de raciones alimenticias que incluyen 17 productos de la canasta básica, así como la cooperación técnica y financiera requerida para los programas y proyectos que permitan soluciones a mediano y largo plazo.

También se hace un llamado a las instituciones encargadas a reforzar los esfuerzos en el marco de la Alianza para el Corredor Seco, que es un grupo de instituciones, nacionales e internacionales, que se focalizan como una fuerza de tarea en una de las zonas de mayor dificultad en el país.

“Les llamamos para reforzar este accionar, ya que se han impactado 18,000 familias con asistencia técnica, fondos Firsa y también de AID de Estados Unidos”, añadió el mandatario.

Las zonas afectadas se ubican en los departamentos de Comayagua, El Paraíso, Francisco Morazán, Intibucá, Olancho, Lempira, Copán, Ocotepeque, Yoro, Choluteca, La Paz y Valle.

Los daños principales son escasez de granos básicos, problemas de agua y falta de pasto para el ganado, entre otros.