Honduras

Informe Preliminar de la Misión de Observación Electoral de la OEA en Honduras

Format
Analysis
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

La Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (MOE/OEA) en Honduras, encabezada por el ex presidente de Bolivia Jorge “Tuto” Quiroga, desplegó un equipo de 82 expertos y observadores de 25 nacionalidades para las elecciones generales celebradas el 26 de noviembre.

La Misión se instaló en el país el 30 de octubre con el envío de un equipo de avanzada técnica que observó la preparación de las maletas electorales, el desarrollo de la capacitación y la entrega de credenciales a miembros de las Mesas Electorales Receptoras, así como aspectos relacionados con el sistema de transmisión y divulgación de resultados, incluidas las demostraciones y el simulacro del 12 de noviembre.

El 6 de noviembre se sumaron a este equipo los observadores del grupo móvil, quienes recorrieron los diferentes departamentos del país para observar en terreno los avances en el desarrollo del proceso electoral y reunirse con los diferentes actores del proceso. La Misión completó su despliegue con la llegada de los especialistas, coordinadores regionales y observadores internacionales, así como del Jefe de Misión y del Asesor Especial de la MOE, el ex presidente de Guatemala Álvaro Colom.

Durante su estadía en el país, la Misión mantuvo reuniones con autoridades de gobierno y electorales, partidos políticos y alianzas, la Corte Suprema de Justicia, representantes de la sociedad civil, la Empresa de Energía de Honduras y la comunidad diplomática, entre otros actores. Los especialistas hicieron un análisis substantivo del proceso electoral en materia de organización y tecnología electoral, financiamiento de campañas, género, justicia electoral y voto en el exterior.

El día de la elección, la Misión visitó 1.257 Mesas Electorales Receptoras (MER) en 451 centros de votación en 17 departamentos del país. Los observadores de la OEA reportaron retrasos en la apertura de algunas de las Mesas Electorales Receptoras (MER) observadas, debido principalmente a la falta de algunos materiales indispensables para la votación, como el sello de “ratificado” utilizado para estampar el reverso de las papeletas y ratificar que la papeleta marcada por el elector es la misma que la que le fue entregada. Si bien el TSE instruyó que en aquellas MER que no contaban con el sello los miembros de mesa podían firmar las papeletas en sustitución de la estampa, muchas MER no abrieron hasta recibir el sello. En otras, sus miembros firmaron las papeletas. Los retrasos en la apertura generaron filas largas de votantes y confusión entre el electorado.