Honduras + 4 more

Honduras: Línea base para la evaluación de flujos migratorios irregulares y seguimiento a la movilidad en localidades fronterizas bajo el contexto de la Covid-19 Ronda 5 (abril 2021)

Format
Assessment
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

El contexto social y económico en Honduras sigue siendo muy agravado y similar al contexto de los meses anteriores. Honduras se ha visto afectado por las consecuencias de la pandemia de COVID-19, y de los huracanes Eta y Iota. Las medidas implementadas en el marco de la pandemia de COVID-19 imposibilitaron el desempeño del empleo informal, afectaron los emprendimientos y generaron el cierre de varias microempresas familiares en las comunidades cercanas a las fronteras, lo que provocó aún mayor inestabilidad en el tejido social en las diferentes comunidades.

Existe mucha incertidumbre respecto a la aceleración del proceso de vacunación nacional contra la COVID-19 y poca expectativa de recuperación económica del país. Por esta razón los informantes clave declaran que la situación general del país es muy inestable, y de manera general no ha sido posible mejorar las condiciones de vida de sus habitantes. Por ende, se genera un alto nivel de vulnerabilidad en las personas que viven en comunidades, aldeas y municipios con altos índices de pobreza y pobreza extrema, convirtiéndolas en personas con una alta probabilidad de migrar del país con la expectativa de mejorar su calidad de vida.

Particularmente en el mes de abril de 2021, los informantes clave denotaron una percepción de aumento en la violencia generalizada en el país. En los últimos cuatro meses, los homicidios aumentaron en Honduras y, hasta finales de abril, sumaron un total de 1.135 casos (68 casos más en relación con el mismo periodo en el año 2020, un aumento de 6,4%), además, solo en el mes de abril se reportaron 269 muertes violentas.

La percepción de la flexibilización de la política migratoria en los Estados Unidos en la población hondureña se ha identificado como un factor que parece contribuir al aumento de las migraciones hacia el Norte de América. Sin embargo, debido al aumento de los controles policiales en la frontera de Guatemala, las personas migrantes han comenzado a emplear otras rutas migratorias. No obstante, en abril, al contrario de lo ocurrido en los meses anteriores, no se formaron caravanas de migrantes.