Honduras

Honduras: asegurar el acceso a la salud a las mujeres privadas de libertad

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Tegucigalpa. En el marco de su acción en favor de las personas privadas de libertad, el CICR hace entrega al Instituto Nacional Penitenciario de una clínica médica remodelada en la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS). Dicha clínica tendrá un seguimiento por parte de la Secretaria de Salud para su licenciamiento e inclusión en la Red Nacional de Salud, fortaleciendo el acceso a la salud para las mujeres privadas de libertad.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) hizo entrega este día a las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP) de una clínica médica en beneficio de las mujeres privadas de libertad internas en la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS).

Dicha clínica ha sido remodelada para brindar los servicios de ginecología, pediatría, odontología, preclínica y consulta general, en beneficio de, aproximadamente, 900 mujeres privadas de libertad y 38 niños que conviven con sus madres en el recinto penitenciario.

La remodelación incluye una ampliación con laboratorio clínico, farmacia, área de observación y aislamiento para pacientes con enfermedades infectocontagiosas.

"Garantizar el acceso a la salud, tomando en cuenta las necesidades sanitarias especiales de las mujeres privadas de libertad, es uno de nuestros compromisos con las autoridades penitenciarias para que se implementen programas de intervención con sensibilidad de género en el sistema penitenciario", mencionó Sebastien Weill, Jefe Adjunto del CICR para Honduras.

Esta contribución del organismo humanitario, es parte de un convenio marco de cooperación interinstitucional sobre atención de salud integral a la población privada de libertad en Honduras, suscrita entre la Secretaria de Coordinación General de Gobierno (SCGG), Secretaria de Derechos Humanos, Secretaría de Justicia, Gobernación y Descentralización, a través del Instituto Nacional Penitenciario (INP) y la Secretaria de Salud (SESAL).

"Este proyecto piloto forma parte de una iniciativa que busca impulsar la estandarización de los establecimientos de salud en todos los centros penitenciarios según la normativa de la Secretaria de Salud", señaló el representante del CICR.

El CICR es una organización humanitaria imparcial, neutral e independiente y trabaja en más de 80 países, incluyendo a Honduras, para que las condiciones y el trato hacia las personas privadas de libertad sean conformes a las normas nacionales e internacionales y otros principios fundamentales que protegen a las personas privadas de la libertad.

Para más información:

Francisco Pavón, Comité Internacional de la Cruz Roja, tel.: +504 9452-5422