Alemania dona €1 millón para apoyar a familias en el Corredor Seco de Honduras

Report
from World Food Programme
Published on 02 Aug 2019 View Original

TEGUCIGALPA – La Embajada de la República Federal de Alemania en Honduras entregó una contribución de 1 millón de euros al Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP) para brindar asistencia alimentaria de emergencia a 16,231 familias afectadas severamente por la sequía en el Corredor Seco.

Dichas familias son en su mayoría productores de subsistencia y jornaleros agrícolas, algunas con ancianos y mujeres jefas de hogar, que perdieron todo lo que tenían para el sustento debido a la sequía los departamentos de Choluteca, Valle, La Paz, El Paraíso y Francisco Morazán.

“Me complace que también este año Alemania –a través del Programa Mundial de Alimentos—haya contribuido a aliviar el sufrimiento de numerosas familias afectadas por la sequía en la región del Corredor Seco”, manifestó Thomas Wriessnig, Embajador de la República Federal de Alemania en Honduras.

“El cambio climático y sus consecuencias resultan en que cada vez más gente ve ahora como única salida la emigración. Con nuestra asistencia humanitaria deseamos contribuir a que ellos al final puedan quedarse en su patria”, puntualizó el embajador.

Los municipios beneficiados con esta donación son: La Libertad, La Venta, San Miguelito en Francisco Morazán; Langue y San Francisco de Coray en Valle; Apacilagua, Duyure, Morolica, Orocuina, Pespire, San Antonio de Flores, San Isidro y San Jose en Choluteca; Liure, San Antonio de Flores, San Lucas, Soledad, Vado Ancho, Yauyupe y Texiguat en El Paraíso; y Aguaqueterique, Guajiquiro, Lauterique, Mercedes de Oriente, San Jose y San Juan en La Paz.

“Esta es la segunda y muy oportuna donación del Gobierno de Alemania en apoyo a las familias que resultaron afectadas por la sequía en 2018 y 2019 y que lamentablemente no han podido cosechar debido a la falta de lluvias en el tiempo adecuado. Este fenómeno ha sido recurrente y devastador en los últimos cinco años en el corredor seco de Honduras”, dijo la Representante de WFP en Honduras, Judith Thimke.

Para la representante del WFP, esta muestra de solidaridad y acompañamiento del gobierno alemán facilita a las familias el proceso de transición en los meses de julio y agosto hasta la próxima cosecha y así alivia su preocupante situación de inseguridad alimentaria severa. Al mismo tiempo, agregó Thimke, permite seguir fortaleciendo las acciones de asistencia humanitaria que se ha venido realizando junto a la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO).

Situación de emergencia

En los últimos cinco años, la población que vive en el Corredor Seco ha sido afectada por sequías recurrentes, lluvias irregulares y plagas, que han provocado pérdidas de los cultivos de granos básicos y el deterioro de sus medios de subsistencia.

Este efecto acumulado de las sequías y las pérdidas de producción agrícola han debilitado además la capacidad de respuesta y mecanismos de supervivencia de las familias, especialmente de las más vulnerables, ya que sus reservas de alimentos están completamente agotadas; y esto ante una situación de pronóstico climático incierto y la probabilidad de una extensión de la crisis hasta finales de 2019.

Ante esta situación, urge la formación de estrategias de mediano y largo plazo que permitan construir la resiliencia al cambio climático y medidas de adaptación, y así asegurar la seguridad alimentaria y medios de vida sostenibles para las familias residiendo en esa zona.