Guatemala

Volcán de Fuego incrementa erupción en Guatemala y anuncian autoevacuación preventiva

Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Lucía Contreras

Ciudad de Guatemala, 18 nov (AGN).- El volcán de Fuego de Guatemala incrementó la erupción que inició este domingo, la quinta del 2018, y las autoridades anunciaron una autoevacuación de la comunidad de Sangre de Cristo, en el departamento occidental de Chimaltenango.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) dijo que los representantes locales de esa institución informaron sobre la autoevacuación como medida preventiva por el aumento de la actividad volcánica.

La Conred hizo un llamado a las Coordinadoras Locales, Municipales y Departamentales en Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez,a la activación de planes de respuesta y promover la autoevacuación de comunidades de forma ordenada.

Asimismo, la entidad señaló que desde horas de la tarde se informó a las comunidades sobre la actividad del coloso y las acciones a tomar en caso de emergencia, y que existe una “comunicación constante” con las comunidades aledañas al volcán de Fuego.

Según el boletín 209-2018 del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), el coloso registra un aumento en las explosiones que son moderadas y fuertes con columna de ceniza constante a una altura de 5.000 metros sobre el nivel del mar.

La institución afirmó que “no se descarta la posibilidad de que se generen flujos piroclásticos que puedan encausarse principalmente en las barrancas Seca, Taniluyá, Ceniza y Las Lajas”.

De momento el flujo de lava que se dirige hacia la barranca Ceniza alcanza los 2.500 metros de longitud, alertó.

El pasado tres de junio el volcán de Fuego registró su más potente erupción, la cual dejó 190 muertos y más de 1,7 millones de afectados.

La Conred aseguró que se continúan con los constantes monitoreos y continúan con la difusión de acciones a realizar en caso de emergencia.

La erupción del volcán de Fuego ocurrida el 3 de junio dejó a 1,7 millones de personas afectadas, de los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango.