Guatemala + 3 more

UNHCR Guatemala Hoja Informativa CBI Octubre 2021

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published

Attachments

Guatemala se caracteriza por ser un país de origen, tránsito, destino y retorno para personas refugiadas y migrantes. En este contexto, ACNUR trabaja para brindar asistencia y soluciones a personas solicitantes de la condición de refugiado y refugiadas reconocidas que provienen principalmente de otros países de Centro América, así como a personas guatemaltecas en situación de riesgo.

El aumento gradual de solicitantes de la condición de refugiado en Guatemala conllevó al incremento de la cantidad de personas que requieren asistencia para cubrir sus necesidades básicas y facilitar su proceso de inclusión. Adicionalmente, el COVID-19 agravó sus necesidades, así como aquellas de las personas guatemaltecas en riesgo, reduciendo su capacidad de acceder a mecanismos de protección y estrechando su resiliencia.

Como respuesta, ACNUR proporciona asistencia en efectivo a las personas con necesidades específicas de protección. La asistencia en efectivo (CBI, por sus siglas en inglés) es una parte integral de la operación de ACNUR en Guatemala para apoyar de manera rápida, efectiva y digna a personas solicitantes de la condición de refugiado, refugiadas, guatemaltecas en riesgo desplazamiento y a la población que está en el proceso de ser reasentada a otro país.

Protección y soluciones mediante asistencia en efectivo

Desde mayo de 2020, ACNUR Guatemala complementa la asistencia en especie con transferencias monetarias para personas solicitantes de la condición de refugiado y refugiadas reconocidas. Desde entonces, ACNUR ha expandido el programa a nuevos grupos poblacionales incluyendo también a personas guatemaltecas con necesidad de protección internacional, entre ellas personas deportadas y personas que se encuentran en el proceso de reasentamiento.
Las personas solicitantes de la condición de refugiado y refugiadas, así como las personas guatemaltecas en riesgo han perdido momentáneamente su capacidad de generar ingresos lo cual las expone a distintos riesgos de protección. Las transferencias monetarias buscan apoyar a las personas con necesidades de protección, reduciendo los riesgos que enfrentan y la probabilidad de recurrir a estrategias de supervivencia dañinas como el sexo por supervivencia, el trabajo infantil o la separación de la familia. La asistencia en efectivo permite a las personas desplazadas de otros países comenzar su proceso de integración local en Guatemala mientras tramitan su permiso de trabajo y las autoridades migratorias de Guatemala analizan su solicitud de la condición de refugiado.
La flexibilidad que ofrece la asistencia en efectivo la convierte en una modalidad de asistencia digna al contribuir a mantener su poder adquisitivo, y al otorgar a las personas la capacidad de establecer sus prioridades inmediatas y elegir lo que más necesitan.
También benefician directamente a la economía local al permitir que las personas participantes en el programa utilicen los recursos recibidos para adquirir bienes y servicios en los mismos entornos en los que viven, contribuyendo así al desarrollo y a la coexistencia pacífica en las comunidades de acogida.
ACNUR identifica y registra a las personas solicitantes de la condición de refugiado, refugiadas reconocidas y guatemaltecas en riesgo tomando sus datos personales y biométricos. Tras realizar una evaluación de protección y socioeconómica, las personas en mayor situación de vulnerabilidad son seleccionadas para recibir transferencias monetarias. Estas personas reciben una tarjeta de identificación y son notificadas cuando pueden retirar el dinero asignado acudiendo a una sucursal de uno de los bancos asociados. La duración de la asistencia suele prolongarse durante algunos meses en función de las necesidades específicas de cada persona beneficiaria. Además, las transferencias en efectivo están combinadas con otros tipos de asistencia brindados por organizaciones socias de ACNUR, garantizando así un acompañamiento integral a cada caso. Como parte de dicho acompañamiento, existe la posibilidad de participar en capacitaciones sobre la gestión del presupuesto familiar si las personas así lo desean. Una vez entregada la asistencia, ACNUR hace un monitoreo posterior para medir el impacto.