A un año de la erupción del volcán de Fuego MSPAS sigue brindando atención a los damnificados

Report
from Government of Guatemala
Published on 03 Jun 2019 View Original

La salubrista Juana Sinay, pasó 22 años en el puesto de salud de la finca El Rodeo, el cual fue devastado con la erupción del volcán de Fuego. Durante ese tiempo vio nacer a muchos de la comunidad. Hace un año, a pesar de haber perdido su casa y sus bienes, su pasión por servir la hizo olvidarse de lo propio y atender a los damnificados y a quienes los apoyaban en la búsqueda de sus seres queridos, luego de la tragedia.

Con esa pasión, cientos de salubristas trabajaron el 3 de junio del 2018, desde las primeras horas posteriores a la erupción del volcán de Fuego y atendieron inmediatamente a los 58 pacientes que resultaron con quemaduras de gravedad trasladándolos a los hospitales Roosevelt, General San Juan de Dios, Escuintla y Pedro de Bethancourt. De ellos 6 pacientes fueran trasladados a México y 7 a Estados Unidos, debido a la gravedad de sus quemaduras, para que recibieran tratamiento en clínicas especializadas.

Paralelamente se mantuvo la atención permanente en los albergues donde estuvieron equipos de trabajo del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social -MSPAS- de diferentes especialidades, como médicos generales, pediatras, dentistas, nutricionistas epidemiólogos y psicólogos entre otros. Adicionalmente se contó con el apoyo de las brigadas médicas de El Salvador, México, Cuba e Israel, quienes se solidarizaron con el país y apoyaron con recurso humano, el cual trabajó en coordinación con salubristas guatemaltecos.

Desde la emergencia hasta el momento se han atendido a los pacientes en los albergues de Escuintla y Sacatepéquez, donde se ha brindado 14 mil 849 consultas, dándole énfasis a personas vulnerables como niños, mujeres embarazadas, adultos mayores, personas con hipertensión y diabetes, entre otros. Adicionalmente se realizaron acciones de apoyo psicosocial y de prevención como fumigaciones, vigilancia del agua, saneamiento y evaluaciones epidemiológicas.

“Agradezco al Ministerio de Salud, porque desde el primer día llegaron y de ahí todos los días me han controlado la presión y revisado a los niños. Nos enseñaron cómo mantener limpio el albergue y venían a fumigar”, Mirna Estrada, damnificada de la finca El Rodeo.

A partir de la instalación de los Albergues Temporales Unifamiliares -ATUs- se abrió una clínica móvil, la cual hasta el momento ha brindado 1 mil 508 consultas y continúa en el lugar, mientras se construye el puesto de salud previsto en la finca La Industria, para beneficiar a las familias damnificadas trasladadas al proyecto La Dignidad.

Para mantener suficiente abastecimiento de equipo médico quirúrgico, médico sanitario y medicamentos utilizados para atender a pacientes en esta emergencia y en las acciones posteriores a la erupción del volcán de Fuego, el MSPAS ha invertido Q39 millones 991 mil 118.91 y continúa vigilante y atendiendo a la población afectada.