Guatemala

Siguen en albergues 32 familias de la tragedia de El Cambray 2

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Fuente: Prensa Libre

Aunque 181 familias ya dejaron los albergues en Santa Catarina Pinula, 32 viven en el salón municipal por no cumplir con los requisitos para obtener una vivienda otorgada por el Gobierno. Mientras tanto, los trabajos de construcción de casas avanzan lento.

A cinco meses del hecho, solo queda el albergue que está en el salón municipal. En ese lugar 32 familias, en su mayoría niños, viven sin la certeza de qué pasará al siguiente día, aunque mantienen la esperanza de ser incluidos en algún otro tipo de beneficio.

Vianca Orellana es madre de tres niños y ocupa un lugar acompañada de sus padres; tiene un espacio de unos 5 metros y cree que en poco tiempo se irá para “comenzar de cero”. “Aquí nos dan una bolsita de víveres, no hay agua y estamos cansados”, declaró.

Ella no fue beneficiada porque no cumplió los requisitos, aunque asegura que en El Cambray 2 eran propietarios. “Aquí cocina cada uno, la gente ya regresó a sus trabajos”, explicó.

Luisiño Sánchez, vocero de la municipalidad, indicó que las personas continúan solo con la ayuda de la comuna, ya que las otras entidades que colaboraron en un principio se retiraron. “Se está a la espera que las instituciones encargadas estudien el caso de ellos”, manifestó.

Sánchez explicó que mantienen el albergue para evitar un desalojo, aunque instituciones les han dicho que “estamos en la libertad de cerrarlos. Afortunadamente lo que ha ayudado es que se les apoya con las donaciones que hay”, detalló.

En una esquina del salón, Daniel Salazar, un joven menor de edad, ve televisión frente a las literas que ocupa su familia. “Fuimos de los primeros en venir aquí y seguimos porque no tenemos a donde ir”, declaró.

Daniel estudia y sus padres trabajan. Dijo que no sabe que va pasar con ellos, pero no quiere seguir viviendo de esa forma. En el recinto hay varios jóvenes en las mismas condiciones, todos tienen a sus parientes y esperan obtener apoyo.

Pocos cambios

A simple vista, pareciera que el municipio ubicado al este de la capital ya se recuperó del desastre que la noche del jueves 1 de octubre 2015 provocó la muerte de más de 300 personas en la colonia.

Un retumbo despertó a las familias que segundos después estaban soterradas sin haber podido salir de sus casas. Aunque la ayuda llegó de inmediato, fue insuficiente en las primeras horas para mover las toneladas de tierra que cubrieron el poblado.

Las coordinaciones permitieron que los sobrevivientes fueran trasladados a dos albergues en el municipio, y allí permanecieron hasta por un mes, luego 181 familias se retiraron del lugar y por sus propios medios viven en otro lugar mientras esperan la construcción de la nueva casa. Casa nueva

El 30 de noviembre el gobierno de Alejandro Maldonado comenzó la construcción de casas para los damnificados. La nueva colonia llamada “Mi Querida Familia”, está en San José Pinula, en la carretera que conduce a Mataquescuintla.

Antes del cambio de mando, el expresidente Alejandro Maldonado acompañado de Jimmy Morales, entregaron simbólicamente las primeras residencias, y desde entonces el proyecto ha tenido “atrasos”, y sigue sin concluirse.

En una visita efectuada por Prensa Libre se pudo verificar el avance de la obra. Los supervisores del Ministerio de Comunicaciones reconocieron que el trabajo “va lento; antes se hacía la fundición de tres casas diarias, ahora es una cada dos días”, afirmó un trabajador.

De las 181 viviendas solo 97 tienen paredes y 31 ya están finalizadas en su totalidad. En el lugar hay unos 50 trabajadores del ministerio y gran parte del terreno aún está desierto.

El supervisor del Cuerpo de Ingenieros del Ejército indicó que su tarea está por concluir. Tienen 50 soldados que debían crear la urbanización, pero ese proceso ya concluyó.

El ministro de la Defensa, William Mansilla, refirió: “Lo que ha habido es baja del ritmo de construcción de las casas”. Aclaró que no están abandonadas y que ha habido inconvenientes administrativos.