Manual de Procedimientos Ministerio de Relaciones Exteriores Republica de Guatemala en Casos de Desastres

I - INTRODUCCIÓN

La República de Guatemala está situada en una zona geográfica cuyas características geológicas y climáticas determinan múltiples amenazas por fenómenos naturales, como huracanes, erupciones volcánicas y terremotos. Ante esos factores de riesgo y debido a factores socioeconómicos, es alta la vulnerabilidad de la población. Las condiciones de pobreza en que subsiste la mayoría de guatemaltecas y guatemaltecos inciden en que habiten viviendas e incluso en áreas inadecuadas, con exposición a sufrir daños personales y significativas pérdidas materiales.
Existen, además, riesgos por factores antropogénicos, que son provocados por los seres humanos.
La combinación de factores de riesgo y vulnerabilidad hace recurrentes los desastres en el país, esos acontecimientos calamitosos que alteran el entorno físico y social de las comunidades, rebasan sus capacidades de respuesta y requieren asistencia externa para superar sus efectos, incluyendo, en muchos casos la necesidad de activar mecanismos de ayuda y asistencia humanitaria internacional.
Es indispensable, por esa recurrencia, contar con sistemas que permitan reducir los daños que ocasionan los desastres, reconstruir lo derruido y, sobre todo, fortalecer las medidas de prevención; todo ello con el propósito de aminorar el sufrimiento de la población y afianzar la seguridad humana ante los fenómenos naturales y los factores antropogénicos de riesgo.
De acuerdo con la Resolución 461182 de la Asamblea General de Organización de las Naciones Unidas (ONU), corresponde a cada Estado la responsabilidad principal por la asistencia a las víctimas de desastres en su territorio y en resguardo de su soberanía, integridad y unidad nacional, también le compete decidir sobre la asistencia que pueda requerir de la comunidad internacional.