Guatemala

Las intermitencias del hambre: Tendencias de la Desnutrición Crónica y Aguda en el Corredor Seco de Guatemala

Source
Posted
Originally published

Attachments

“En un país que no será nombrado, la muerte decide dejar de matar”, así inicia la novela de Saramago (Las intermitencias de la muerte), en contraposición, este documento iniciará indicando que la Desnutrición Crónica aún no “ha decidido” dejar de afectar a la niñez menor de cinco años en el Corredor Seco de Guatemala (país sí nombrado). Los datos analizados indican un preocupante e inaceptable incremento.

Los proyectos de asistencia humanitaria implementados del año 2016 al año 2019 por Oxfam, ASEDECHI y Corazón del Maíz han permitido el monitoreo nutricional de 18,329 niños y niñas menores de 5 años, en siete municipios de Chiquimula y Baja Verapaz. Los datos muestran que la Desnutrición Crónica ha incrementado de 60.9% en el año 2016 a 67.8% en el 2019 (6.9% de incremento en ese período). Esta tendencia evidencia un aumento en la precariedad alimentaria a largo plazo, y la poca cuantía y efectividad de la inversión pública para contrarrestar este problema.

Los proyectos de asistencia humanitaria consiguieron contener y reducir la Desnutrición Aguda en la niñez menor de cinco años en su zona de influencia, redujeron la prevalencia de 2.5% (n=237) en el año 2016 a 1.1% (n=20) en el 2019. No obstante, se estima que 40,389 niños y niñas requieren tratamiento para la Desnutrición Aguda en todo el país, según las proyecciones basadas en las prevalencias de la ENSMI 2014/15. En el caso de los 81 municipios del Corredor Seco, según las prevalencias identificadas en el monitoreo antropométrico de los últimos cuatro años, 33,312 niños y niñas en igual número de hogares, requieren protección urgente frente al Hambre Estacional y la Desnutrición Aguda.