La roya del café afecta la alimentación de familias en Guatemala

Report
from World Food Programme
Published on 12 Mar 2013 View Original

Familias guatemaltecas que aún se recuperan de la destrucción causada por el terremoto del 7 de noviembre de 2012 se enfrentan en los primeros meses del 2013 a una nueva calamidad: la roya del café. Producto de esta plaga, la cosecha de café, principal producto de exportación de Guatemala, ha disminuido, afectando los ingresos y la alimentación de familias como las de Emilda y Obdulio.

SAN MARCOS. – Emilda Marisol Fuentes todavía conserva en la memoria el impacto que causó en ella el terremoto que afectó el departamento de San Marcos a finales del 2012. “Tenía 3 meses de embarazo de mi séptimo hijo y fue tanto el miedo que sentí que lo perdía. Estuve en el hospital por más de un mes”, nos cuenta con tristeza Emilda, quien acabó perdiendo el bebé.

En el exterior de una pared de su casa escribieron con pintura de aerosol “Demolición” ya que su casa quedó tan afectada por el sismo que hay que demolerla. Pero hay un problema: a causa de la falta de empleo Emilda y su esposo Obdulio no tienen dinero para mudarse ni para comprar láminas ni madera para construir una nueva. Tampoco tienen dinero suficiente para alimentar a su familia.

Las familias en el departamento de San Marcos aún sufren las consecuencias del terremoto del pasado 7 de noviembre, pero ahora se ha sumado la plaga de la roya del café, un hongo que está devastando las plantaciones de café en las fincas que son la principal fuente de trabajo en la región.

Obdulio, quien produce plantilla de café para la venta, también trabaja como jornalero en las fincas cafetaleras, en donde le pagan Q30,00 (USD3,75) diarios. “Estoy muy preocupado porque la roya está afectando las plantas de café y esta semana únicamente trabajé dos días podando el café que está infectado por la roya”, dijo Obdulio. “Si no tengo dinero es difícil poder comprar los alimentos para toda la familia”, agregó. Además de su esposa Emilda y sus tres hijos, vive con ellos Rosa María, hermana de Obdulio, quien tiene capacidades especiales.

“Tenemos la esperanza de que con el apoyo que estamos recibiendo del PMA podamos a salir de esta crisis y que con la venta de mis plantas podamos ahorrar para hacer una casa nueva antes de que inicie la lluvia”, dijo Obdulio. “Tenemos miedo porque el terreno está muy frágil y está en una pendiente y se puede derrumbar la casa”, comentó.

A la fecha el PMA ha entregado raciones alimentarias a un total de 4,655 familias en cinco departamentos afectados por la plaga de la roya del café y se planea una segunda entrega en el mes de marzo. Cada familia recibe una ración alimentaria para cubrir 45 días, la cual incluye 198 libras de maíz, 45 libras de frijol, 45 libras de una mezcla fortificada de maíz y soya (conocida como CSB), 2.7 galones de aceite y 1.5 libras de azúcar.