Informe Mensual de Precios de los Alimentos en América Latina y el Caribe - septiembre 2015

El presente documento entrega un panorama mensual sobre la situación de los precios de alimentos en América Latina y el Caribe. Mediante el monitoreo de la información oficial de los países de la región, se busca entregar una alerta sobre los potenciales impactos que un alza de los precios de los alimentos puede generar sobre el bienestar de los hogares más pobres y vulnerables de la región, dado que son quienes destinan una proporción importante de sus ingresos al consumo de alimentos. Un adecuado monitoreo de los precios de los alimentos resulta, en tal sentido, clave para la seguridad alimentaria y nutricional de la región.

Mensajes Principales

• En agosto América Latina y el Caribe mantuvo la misma tasa de inflación alimentaria en que el mes de julio, siendo esta de 0,4 %.

• De los países monitoreados de la subregión de Centroamérica y México, durante agosto en El Salvador y Nicaragua se observaron tasas negativas de inflación alimentaria. En Guatemala, Honduras y Panamá la inflación alimentaria presentó una disminución en comparación a la del mes anterior. Costa Rica, México y República Dominicana presentaron un aumento en las tasas de inflación alimentaria.

• De los países monitoreados de la subregión de Sudamérica, durante agosto en Brasil y Paraguay se observaron tasas negativas de inflación alimentaria. En Bolivia y Uruguay las tasas de inflación alimentaria disminuyeron respecto a las de julio. Argentina, Chile, Colombia, Ecuador y Perú en agosto presentaron un aumento en su tasa de inflación alimentaria, con respecto al mes anterior.

• Durante el mes de agosto los distintos cortes de carne de res han sido uno de los productos alimenticios que más han contribuido al aumento de la inflación alimentaria de la mayoría de los países de la región. La cebolla continúa presentando alzas en varios países de la región. El precio del tomate presentó disminuciones importantes en el precio en seis de los países monitoreados. La papa, en tanto, presentó variaciones tanto positivas como negativas.

• El índice de precios de los alimentos de la FAO durante agosto fue de 155,7, es decir un descenso de un 5,2 % con respecto a julio, siendo esta la caída mensual más pronunciada desde diciembre de 2008. El descenso afectó a todos los productos básicos registrados en el índice, excepto la carne.