Guatemala

Guatemala: ONU AUMENTA AYUDA HUMANITARIA AL PAÍS

A raíz de los daños de la erupción del Volcán de Pacaya y de la Tormenta Tropical Ágatha

El Sistema de las Naciones Unidas en Guatemala (SNU) canaliza fondos de emergencia para socorrer a más de 100 mil personas. El monto aprobado asciende a 27 millones de quetzales provenientes de varios donantes

En atención a las personas que han sido afectadas por la erupción del Volcán de Pacaya y la tormenta tropical Ágatha, en estrecha coordinación con las autoridades nacionales, el SNU por medio de sus diferentes agencias, fondos y programas ha continuado brindando asistencia y articulando apoyo, especialmente en el orden humanitario, en los lugares más afectados en el país.

De forma inmediata se acudió al un fondo de emergencia conocido como CERF, el cual se constituye con diferentes aportes de la comunidad internacional, y tiene como objetivo el salvar vidas asistiendo las necesidades más urgentes de la población afectada ante desastres como los ocurridos en el país.

Distribución de los fondos de emergencia ya aprobados

Monto aprobado en quetzales

1. Agua, saneamiento e higiene 2.923,672

2. Protección y albergues 5.234,448

3. Agricultura 4.501,368

4. Salud 4.646,336

5. Alimentos 9.702,720

TOTAL Q27.008,544

Seguidamente el Sistema de Naciones Unidas en Guatemala en coordinación con el Gobierno de la República y la Red Humanitaria, a través de la Oficina de Asuntos Humanitarios OCHA - ha lanzado un Llamamiento Rápido de Emergencia por Q 124 millones para asistir a 390,000 personas en los sectores de agua, saneamiento e higiene, protección y albergues, agricultura, salud y alimentos.

Sectores del llamamiento humanitario para conseguir más recursos

Requerimientos en quetzales

Agricultura 22.901,568

Recuperación temprana 4.494,000

Educación 2.000,000

Alimentación 48.479,656

Salud 15.245,744

Protección y albergues 16.241,016

Agua y saneamiento 14.902,376

Total Q124.264,360

A pocos días de haberse presentado el llamamiento humanitario varios donantes han comprometido recursos financieros para asistir a las personas más necesitadas. Dentro de este llamamiento los cooperantes ya iniciaron sus aportes teniendo a la fecha un 27% del monto del solicitado, es decir que Guatemala dispone ahora de 33 millones de quetzales para los sectores identificados. Eso gracias la respuesta inmediata de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea, Brasil, Australia y los países que aportan al Fondo Central para la Respuesta de Emergencias (CERF).

Tomando en cuenta que las primeras contribuciones del fondo (CERF) forman parte del llamamiento emitido (Flash Appeal) el monto obtenido a la fecha asciende a Q60 millones de quetzales, equivalente al 48% de lo solicitado.

Mientras tanto la misión de campo integrada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Sistema de las Naciones Unidas en Guatemala (SNU) continúa el proceso de levantamiento de información para establecer un diagnóstico de daños en el país a raíz de los fenómenos naturales Pacaya-Ágatha. La misión se encuentra procesando información que ha sido obtenida de fuentes primarias para la elaboración de un informe que se dará a conocer en las próximas semanas.

Las autoridades nacionales reportaron situaciones preliminares sobre la dimensión de los daños:

- 174 personas se han reportado muertas y 110 desaparecidas.

- Alrededor de 96,500 personas están en refugios 453 en 206 municipios, que representan el 62% de los municipios del país.

- 392,600 personas han sido afectadas por la tormenta tropical, cifra que abarca a las personas que fueron evacuadas porque sus casas quedaron destruidas por las inundaciones y deslizamientos de tierra.

- 41 puentes fueron dañados, 19 carreteras y 9,400 casas tienen daños severos, 170 carreteras tuvieron algún nivel de obstrucción y 1,314 escuelas fueron afectadas en su infraestructura.

- 28 servicios de salud han sido dañados. En la red de servicios de salud y asistencia en albergues se reportaron casos de enfermedades respiratorias (28%) y diarrea (13%), entre otras

- La Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SESAN) estima que 150,000 personas en las zonas afectadas se encuentran con insuficiencia alimentaria. Según el Ministerio de Agricultura (MAGA) 26,000 familias vieron dañados 23,894 hectáreas de cultivo, aproximadamente el 30% de los granos básicos (maíz, en particular), el 20% hortalizas (tomates, pepinos, cebollas y otros vegetales) y el 80% de la infraestructura de riego de pequeños y medianos agricultores se han visto afectados. En total se estima que el sector agrícola suma unos Q320 millones (US$320 millones).

- 65 sistemas de agua potable se reportan dañados.

- Los albergues temporales mejoras, suministros, alimentos y protección humanitaria, con especial atención a las necesidades de las mujeres, niños y personas con discapacidad. La mayoría de las personas en los refugios son mujeres indígenas, adolescentes y niñas de origen rural.

El Sistema de las Naciones Unidas, por medio de sus agencias, fondos y programas dan seguimiento a la situación de las personas afectadas y se encuentran en estrecha comunicación con la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres -CONRED- y con la Comisión de Reconstrucción creada por el Gobierno nacional, a través de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia -SEGEPLAN-