Guatemala

Guatemala Key Message Update: Acceso a alimentos por debajo de lo usual al inicio de la época de escasez debido a altos precios, marzo 2021

Format
Situation Report
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

Mensajes clave

Al inicio de la época de escasez en Guatemala, se espera que el suministro de maíz y frijol se mantenga estable gracias a los flujos adecuados de grano almacenado, de las ultimas cosechas del norte y de las importaciones formales e informales dese México. A pesar de un abastecimiento normal, los precios de los granos básicos permanecerían aproximadamente 10-20 por ciento por arriba del promedio debido al incremento a los costos de los combustibles y del transporte, así como el aumento del precio internacional del maíz amarillo que podría provocar una mayor demanda de la producción local.

A consecuencia de los altos precios de los granos básicos e ingresos por debajo del promedio, los hogares pobres enfrentan un menor acceso a los alimentos al iniciar la época de escasez de 2021. Mientras que en las áreas urbanas las actividades económicas formales e informales se recuperan lentamente mejorando la seguridad alimentaria, los hogares rurales pobres experimentan un inicio precoz de la época de escasez. En las áreas rurales, las actividades generadoras de ingresos se mantendrán bajas debido a la estacionalidad y a menores oportunidades económicas como resultado de la pandemia y los huracanes. El acceso a alimentos estará por debajo de lo normal hasta agosto.

Las siembras de granos básicos iniciaron en el altiplano occidental, mientras que en el resto del país se llevan a cabo las tareas de preparación de tierras para el ciclo de Primera. Dado el avance de las actividades agrícolas y el pronóstico de una primera temporada de lluvias normal, entre abril y junio, se espera que los cultivos se establezcan y desarrollen adecuadamente. El Ministerio de Agricultura mantiene activas las alertas por la presencia de langosta en el norte del país, lo cual no representa riesgo para la producción nacional, y por la caída de ceniza del volcán Pacaya que ya ha ocasionado daños focalizados a cultivos.

Hasta el pico de la época de escasez en agosto, muchos hogares pobres en áreas urbanas y rurales se clasificarían en Estrés (Fase 2, CIF) ya que los impactos pasados han reducido sus ingresos provocando el uso continuo de sus ahorros y recurrencia a préstamos para cubrir sus necesidades alimenticias. Los hogares pobres ubicados en el corredor seco y las áreas afectadas por los huracanes Eta e Iota representan la mayor preocupación debido a las pérdidas significativas de ingresos, el deterioro de ahorros y los altos costos de los alimentos, por lo que experimentarían una situación de Crisis (Fase 3, CIF). Si bien se espera alguna asistencia alimentaria entre abril y junio, las necesidades de asistencia que podrían ser mayores a la programado durante la época de escasez.