Guatemala + 2 more

Guatemala, El Salvador y Honduras: Análisis de inseguridad alimentaria aguda de la CIF - Actualización de análisis junio - agosto 2021 (Publicado en junio 2021)

Format
Analysis
Sources
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

Descripción general

El presente análisis de inseguridad alimentaria aguda es una actualización de la proyección para el período junio-agosto 2021 que corresponde al llamado período de Hambre Estacional; el cual incluye cuatro microrregiones de la Región Trifinio:
Cayaguanca, Ch´orti´, Güija y Ocotepeque, con una población total analizada de 486 mil personas.

La actualización ha concluido en ajustes en la estimación de poblaciones, pero se mantienen las clasificaciones. Las microrregiones de Cayaguanca y Ch´orti´, incrementaron el porcentaje de población en Crisis o Emergencia (Fase 3 o 4), mientras que la microrregión Güija lo redujo, y Ocotepeque no presenta cambios con lo esperado para este período en el análisis realizado en noviembre 2020.

En general, el 33% de la población está en condición de Crisis (Fase 3) o peor. Este análisis se desarrolla en un contexto donde la incidencia y mortalidad por COVID-19 se ha incrementado en los niveles departamentales y continúa siendo un factor determinante en la lenta recuperación económica y las limitaciones migratorias que restringen la economía local transfronteriza. En la microrregión Ch´orti´, la más afectada de todas, el período denominado Hambre Estacional inició tempranamente, debido a los daños ocasionados por el paso de las tormentas ETA y IOTA.
En todo el territorio, se han reducido las fuentes de ingreso al concluir el período de corte de café y cosecha de granos, y el inicio tardío de la época lluviosa, que además impacta la actividad agrícola para la siembra de Primera, que obliga a los pequeños productores a utilizar ahorros o reducir áreas de siembra. Otras opciones de empleo se ven limitadas ante los altos costos del transporte público por las medidas de bioseguridad establecidas por los gobiernos en torno a la pandemia del COVID-19. Las reservas de alimentos están agotadas o al límite, haciendo que los hogares dependan de la compra en los mercados locales, donde los precios se han incrementado, especialmente en los productos procesados como el aceite y manteca, posiblemente a causa del aumento de los precios del combustible, todo ello restringiendo el acceso, consumo y diversidad de la dieta. En este período no se tiene planificada asistencia humanitaria en la Región con capacidad para cambiar la severidad de inseguridadalimentaria aguda.