Gobierno de Guatemala activa protocolo nacional para atender emergencias provocadas por temporada de lluvias y huracanes

Report
from Government of Guatemala
Published on 10 Jun 2019 View Original

Ciudad de Guatemala, 10 jun (AGN). El Gobierno de Guatemala activó el protocolo nacional para atender emergencias provocadas por la temporada de lluvias y huracanes y poder, si es necesario, asistir inmediatamente a los damnificados, afirmó hoy una fuente oficial.

“Activamos el protocolo nacional para la temporada de lluvias y huracanes”, afirmó Sergio García, secretario de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), durante una conferencia de prensa dada en el Palacio Nacional de la Cultura al finalizar la reunión del Gabinete de Gobierno.

El anuncio lo hizo luego de informar que ya está plenamente establecido en todo el país el invierno y que se sabe que en el océano Atlántico habrá entre 10 y 12 huracanes “normales” y en el Pacífico, de 14 a 16 “arriba de lo normal”.

Dichos fenómenos naturales “podrían ocasionar bastante lluvia, inundaciones o deslizamientos”, explicó la máxima autoridad de la Conred.

Sumado a ello, dijo, en las próximas semanas habrá “bastante lluvia” debido a una onda del este y a un frente frío que “viene descendiendo de México”.

Entre los departamentos que se podrían ver afectados mencionó a Quiché, Alta Verapaz, Izabal, Franja Transversal del Norte. Así como San Marcos, Quetzaltenango, Totonicapán, Sololá, Chimaltenango, Sacatepéquez y Ciudad de Guatemala.

Plan de acción

Para atender cualquier emergencia se han identificado 1.070 albergues que están ubicados en todo el país y que “serán activados dependiendo de la inundación o del evento que cause algún desastre”, enfatizó García.

Los albergues se encuentran en escuelas y salones comunales o deportivos. Sumado a ello, se cuenta con 147,23 toneladas de ayuda y asistencia humanitaria distribuidas estratégicamente en 7 bodegas en todo el territorio nacional. Ello “para asistir a las personas de una forma rápida y sin esperar que el recurso salga de la capital”.

Los centros de acopio se encuentran en Guatemala (91 toneladas), Escuintla (11 toneladas), Quetzaltenango (10 toneladas), Zacapa (7 toneladas), Petén (10 toneladas) Jutiapa (6 toneladas) y Retalhuleu (8 toneladas), se indicó.

Además, la Conred se ha declarado en alerta amarilla y lo mismo ha hecho con los departamentos de Alta Verapaz, Totonicapán, Quiché, Sololá, Quetzaltenango, Huehuetenango, Guatemala y San Marcos.

En el caso de Escuintla se ha declarado alerta anaranjada debido a que están bajando lahares a “cuatro ríos principales” y ello “podría afectar a personas y comunidades” aledañas, concluyó el secretario de la Conred.

AGN/rp/lc/dm