Gobierno, cooperación japonesa y Banco Mundial inauguran proyecto por seguridad alimentaria en Corredor Seco

Report
from Government of Guatemala
Published on 25 Jan 2013 View Original

El gobierno de Guatemala, la cooperación japonesa y el Banco Mundial (BM) inauguraron el lunes un proyecto productivo para ayudar a mil pequeños productores en comunidades del Corredor Seco a adaptar sus prácticas agrícolas y mejorar su productividad.

El proyecto, financiado por una donación de 2.5 millones de dólares del Fondo Japonés de Desarrollo Social y administrado por el BM, “tiene el objetivo de fortalecer la capacidad de los campesinos de hacerle frente a la inseguridad alimentaria”.

El proyecto, denominado “Fortalecimiento de la Capacidad de Respuesta de las Comunidades Campesinas e Indígenas ante la Inseguridad Alimentaria y Cambio Climático en el Corredor Seco”, será ejecutado durante cuatro años en comunidades de ocho municipios de la región del Corredor Seco, informó el BM.“La cooperación japonesa siempre ha mantenido una sintonía con la política de desarrollo del Gobierno de Guatemala, y estoy totalmente de acuerdo que el ‘Pacto Hambre Cero’ es uno de los retos más importantes de Guatemala”, afirmó el embajador de Japón, Teruaki Nagasaki.

Consideró que “para mitigar la inseguridad alimentaria, hay que reconocer las causas de la misma, siendo estas la escasez de agua, degradación de los suelos, cambio climático, explosión demográfica y epidemias, entre otras, las cuales se abarcan a diversos campos. El diplomático añadió que “por eso es indispensable una coordinación conjunta interinstitucional entre el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Salud, el Ministerio de Educación, el Ministerio de Desarrollo Social, la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional y las comisiones municipales”.

Según los responsables del proyecto, se “proveerá asistencia técnica y financiera a pequeños productores para mejorar su productividad agrícola mediante el uso de sistemas agroforestales y de irrigación con agua de lluvia”. Además, se apoyará a los campesinos de las comunidades beneficiarias con el manejo del riesgo agrícola y el fomento de una producción de granos básicos con prácticas de costos reducidos y amigables con el ambiente.

El proyecto piloto se enfocará en beneficiar a campesinos de comunidades rurales en los municipios de Cubulco, Rabinal y Salamá, departamento de Baja Verapaz; Sanarate y Sansare, departamento de El Progreso, y en Jalapa, San Pedro Pinula y San Luis Jilotepeque, deparamento de Jalapa. “Este proyecto financiado por la cooperación japonesa apoyará a fortalecer la seguridad alimentaria de campesinos, a través de incrementar su producción agrícola en una de las zonas más vulnerables del país”, dijo Oscar Avalle, Representante Residente del Banco Mundial en Guatemala.

Destacó que “esta iniciativa complementa los esfuerzos del Gobierno de Guatemala, en particular el Programa Hambre Cero, para mejorar los índices de nutrición y salud entre la población y ampliar las oportunidades para todos”.

En la presentación del proyecto en la sede del BM participaron Elmer López, ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentación; Ana María Méndez, subsecretaria de Planificación y Programación de la Presidencia; entre otros funcionarios y diplomáticos, además de representantes de las comunidades beneficiadas.