Guatemala

FEWS Guatemala Alerta sobre Seguridad Alimentaria 23 Julio 2008 - Lluvias excesivas amenazan la seguridad alimentaria en el norte y oriente

Format
Situation Report
Source
Posted
Originally published
Lluvias por arriba de lo normal en junio y julio, debido a la tormenta tropical Arthur y a los sistemas de baja presión que le siguieron han causado fuertes precipitaciones en los departamentos de Izabal, Alta Verapaz y el sur de Petén, en el norte del país; así como saturación de suelos, daños en cultivos y aumento en los niveles de los ríos hasta su máxima capacidad. El área oriente de Guatemala, particularmente Chiquimula, Zacapa, Baja Verapaz, Jalapa y El Progreso, que habían experimentando lluvias por debajo de lo normal en mayo y junio, también empezaron a recibir precipitaciones excesivas en julio (377 por ciento del promedio histórico para el mes). Precipitaciones por arriba de lo normal en ambas áreas han causado daños a o pérdidas de cultivos de granos básicos y comerciales, ocasionando deslaves, dañando infraestructura y ocasionando la muerte de, por lo menos, 17 personas. Acciones del gobierno y otras instituciones son necesarias para mejorar el acceso a agua potable y prevenir enfermedades ocasionadas por vectores, así como la reconstrucción de carreteras, puentes y otra infraestructura esencial para reestablecer el acceso a las áreas afectadas. También se necesita asistencia alimentaria para los hogares que perdieron cultivos en las áreas afectadas, para al menos los siguientes cuatro meses, hasta que salga la siguiente cosecha. La distribución de semillas y herramientas a las áreas más afectadas para la resiembra también es recomendada.

Los pronósticos para los siguientes siete días en ambas áreas indican precipitaciones acumuladas de hasta 150 mm, incrementando la probabilidad de inundaciones, deslaves y pérdidas adicionales de cultivos. También se espera que las lluvias aumenten en el resto del país durante este periodo, especialmente en las áreas central y occidental. Aun cuando estas áreas no han experimentado lluvias tan fuertes como las del norte y oriente, también afrontan saturación de suelos y una topografía más propensa a deslaves, especialmente en el altiplano. Los niveles de los ríos en estas áreas también se encuentran elevados, incrementando la probabilidad de desbordamientos, particularmente en las partes bajas de las cuencas (costa sur).

Figura I. Zonas de medios de vida afectadas por fuertes lluvias y porcentajes de precipitación acumulada comparada con el promedio histórico