Guatemala

Ejecutivo beneficia a familias de Salamá con Bono Seguro y alimentos

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

El presidente Otto Pérez Molina realizó este sábado una visita de trabajo al departamento de Jutiapa, donde supervisó el programa Mi Bono Seguro y la distribución de alimentos a las familias perjudicadas por la prolongada canícula del año pasado. En el departamento de Baja Verapaz se benefician un total de 17 mil 156 madres de familias, inscritas en el programa Mi Bono Seguro, a cargo del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES).

El mandatario llegó a Salamá en compañía del titular del Mides, Leonel Rodríguez, y autoridades locales, en una gira de trabajo realizada este sábado.

En su mensaje a la población que acudió a brindarle la bienvenida, dijo que con la entrega de Mi Bono Seguro de este día se cumplieron la tercera y cuarta entregas del programa de ayuda económica correspondientes al 2014.

"Con este Bono que hoy entregamos a las madres de familia cerramos el compromiso que teníamos desde el 2014 y le estoy pidiendo al ministro de Desarrollo Social que prepare el programa para que en los primeros días de marzo entreguemos el primer bono del presente año", indicó.

Recordó a la población del municipio que 2015 fue declarado como el “Año de la No Violencia” y pidió a las familias que se unan a este propósito que impulsa el gobierno.

"La no violencia comienza en casa con un buen ejemplo, si el niño observa que hay violencia en el hogar va a ser un joven violento, pero si ve que hay respeto, va encontrar un buen ejemplo y será un hombre de paz y de trabajo", afirmó el presidente Pérez Molina.

Recomendó a las familias que den buen uso al dinero y lo destinen a la educación y salud de los niños, como lo establecen los objetivos del programa.

Destacó que las transferencias monetarias ahora se entregan por medio del sistema bancario, por lo cual “nadie puede engañarlas con boletas falsas”.

El programa Mi Bono Seguro, coordinado por el Mides, consiste en la entrega de 300 quetzales a madres de familia de escasos recursos, a cambio de enviar a sus hijos a la escuela y llevarlos al centro de salud para el control de su peso y talla.

Además de las transferencias monetarias –que se entregan de manera trimestral- se inició el proceso de capacitación de los usuarios de los diferentes programas sociales, con el fin de que la población no sea únicamente asistida sino que pueda generar sus propios recursos.