Guatemala

Crisis Hogar Seguro : Crisis de la niñez institucionalizada y del sistema de protección de la infancia en Guatemala

Format
Situation Report
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

SÍNTESIS

La crisis del Hogar Seguro evidencia la debilidad del Estado de Guatemala en la protección especial de la niñez y adolescencia víctima de abuso, violencia, abandono y negligencia, así como la falta de mecanismos de fortalecimiento y preservación familiar que prevengan la separación de la niñez y adolescencia de su entorno familiar y comunitario, promoviendo la protección social para el acceso universal a los derechos.

La crisis afectó directamente a 600 niñas, niños y adolescentes, y sus familias. El Estado elaboró un plan de respuesta a corto y mediano plazo incluyendo cinco ejes principales y cuatro acciones complementarias. A ocho meses de la crisis, la respuesta ha sido lenta e incompleta.

Esta crisis y la trágica muerte de 44 niñas, niños y adolescentes mostró la urgente necesidad del país de crear e implementar un sistema integral y coordinado de protección de la infancia, no sólo como respuesta a las 600 víctimas del Hogar, sino que también a los 5,000 institucionalizados, a los más de 40,000 que anualmente son víctimas de delitos y, en definitiva, para los 7 millones de niñas, niños y adolescentes en el país.

Guatemala debe terminar con la mala práctica de la institucionalización de la niñez y abandonar la idea de crear macro instituciones para la protección de la niñez. En cambio, debe invertir en crear programas específicos y diferenciados de protección especial y protección social de acuerdo a las edades, el género, las características y condiciones de la infancia, priorizando siempre a la más vulnerable a causa de la violencia, la discapacidad, género y pobreza.

La sociedad guatemalteca, que sufrió y se indignó ante esta crisis, no debe bajar la guardia, ni olvidar lo sucedido. Todos los sectores deben unirse para exigir y trabajar por una respuesta urgente y contundente para toda la infancia.

Garantizar la protección de toda la niñez y el desarrollo de todo su potencial, en todas partes y siempre, no es opcional ni una ilusión, es su derecho.