Boletín Informativo No. 3124 - Cambio en patrón eruptivo de volcán Fuego

Report
from Government of Guatemala
Published on 19 Mar 2013 View Original

Desde la mañana del martes 19 de marzo se ha observado y registrado cambios en el patrón eruptivo del volcán Fuego con constantes explosiones débiles, según el boletín vulcanológico especial BEVFO #20 19-03-2013 del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología –INSIVUMEH-.

La información de la máxima institución científica del país señala que en el volcán Fuego se registran pequeñas explosiones débiles de tipo estromboliano -expulsión de material incandescente durante la explosión, alturas variables según la intensidad de la explosión-, acompañados de sonidos constantes similares a locomotora.

El INSIVUMEH indica que la actividad del volcán Fuego ha generado columna de ceniza de 4 mil 900 metros sobre el nivel del mar que se desplaza al Sur del edificio volcánico a una distancia aproximada de 10 kilómetros. La actividad en el cráter forma nuevo flujo de lava en el flanco Sur en dirección de la barranca Ceniza que alcanza mil metros de longitud.La máxima institución científica del país señala que esta fase eruptiva puede incrementarse en las próximas horas, generando mayor efusión de lava e incluso Flujos Piroclásticos en la dirección de las barrancas Ceniza y Taniluyá, por lo que se mantiene el monitoreo en comunidades cercanas, tomando en cuenta que la actividad podría aumentar más.

De acuerdo con el INSIVUMEH, la estación sísmica registra actividad asociada a tremor –vibración interna-, así como constantes explosiones.

La Secretaría Ejecutiva de la CONRED y el INSIVUMEH recomiendan a la población estar atenta a la información que autoridades trasladen, evitar propagar rumores y reportar cualquier incidente a las autoridades más cercanas o al número telefónico 1566 que se encuentra habilitado las 24 horas del día.

A la Dirección General de Aeronáutica Civil –DGAC-, tomar sus precauciones con el tráfico aéreo ya que columnas de ceniza pueden ser expulsadas a más de 5 mil metros sobre el cráter y desplazarse en dirección del viento a mayor distancia en el transcurso de esta actividad.