Boletín de la Seguridad Alimentaria y Nutricional - Octubre - Diciembre 2012

Mensajes principales

  • El año 2012 cerró con señales positivas para la región en materia de crecimiento económico, ya que América Latina y el Caribe se expandió 3,1% en el año, muy por sobre las economías avanzadas. Para 2013, en tanto, se espera un crecimiento de 3,6%.

  • El índice de precios internacionales de los alimentos de la FAO mostró una reducción de 7% en 2012, como consecuencia de bajas generalizadas en todos los grupos de alimentos y especialmente del azúcar, los lácteos y los aceites y grasas.

  • De igual manera, en América Latina y el Caribe la inflación de los precios de los alimentos se redujo, llegando a 9%. Pese a esto, los precios de los alimentos se incrementan de forma más rápida que lo que lo hacen el resto de los bienes, con efectos considerables sobre la economía de los hogares más pobres.

  • En este contexto, mientras el número de pobres de América Latina se redujo en un millón de personas en 2012, la pobreza extrema sigue afectando a 66 millones de personas, el 11,4% de los habitantes de la región, cifra que no varió en 2012.

  • Diversos elementos, entre los que se cuenta la sequía de EE.UU. y sus impactos sobre la producción de maíz de dicho país, provocaron una reducción de 2,8% en la producción de cereales y de 6% en el comercio mundial de ellos en 2012. En América Latina y el Caribe, sin embargo, la producción de cereales se expandió 7%, como consecuencia del incremento de 14% en la producción de granos secundarios.

  • De igual forma, el comercio agroalimentario de la región mostró un crecimiento constante en 2012.
    Las medidas de política adoptadas por los países dan cuenta de la importancia que éstos le otorgaron a la producción de alimentos durante todo 2012. Pese a esto, medidas orientadas hacia el acceso a los alimentos, así también como algunas referidas a salud, inocuidad y nutrición de la población, fueron registradas en el último trimestre de 2012.