Guatemala

Agricultura Familiar, mucho más allá de los fertilizantes en Guatemala

Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Guatemala, 28 abr (AGN).- Desde el lunes 21 de abril, el Gobierno de Guatemala ha realizado actos de inauguración del programa de fertilizantes 2014 en diferentes regiones del país. Esa asistencia se inició allá por el año 1993, pero en palabras del titular del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), Elmer López, ya no es funcional y ahora apuesta por un modelo integral.

Los sacos de abono son, en esta gestión, solo la punta del iceberg del Programa de Agricultura Familiar para el Fortalecimiento de la Economía Campesina (PAFFEC), el cual consiste en entregar semillas mejoradas, además de capacitar a las familias rurales pobres para incrementar sus cosechas.

De esa cuenta, el año pasado el viceministro de Agricultura, Carlos Anzueto, dio la buena noticia: Guatemala tuvo cosecha récord de maíz, se alcanzaron los 35 millones de quintales, superando los 33 millones del 2012.

El titular de esa cartera lo ha repetido en cada una de sus intervenciones, “el programa de fertilizantes solo ya no es bueno”. Añadió que “se ha planteado que para el 2014 se logre que ese programa se integre al de Agricultura Familiar, en el cual cada hogar reciba una capacitación e insumos que le permitan un verdadero desarrollo en el campo”.

Las familias que se dedican a la agricultura en Guatemala son el 31,3 por ciento del total de las actividades económicas de aquellos ocupados laboralmente. Solo se le acerca el sector de comercio (la mayoría informal), donde se ubica el 28,6 por ciento.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la agricultura familiar representa el 80 por ciento de las explotaciones agrícolas de América Latina y el Caribe.

En opinión del representante de la FAO en Guatemala, Diego Recalde, en la medida en que se genere producción, se podrá salir de la pobreza. “Aumentar la producción en zonas rurales es un tema de FAO, por eso impulsamos la agricultura familiar”, expresó a la Agencia Guatemalteca de Noticias, enseguida elogió el PAFFEC.

El 76,12 por ciento de quienes están en pobreza y pobreza extrema en el área rural, se dedican a la agricultura. Por ello es posible afirmar que el PAFFEC atiende a los más pobres del país, porque además están priorizados en el Programa Nacional de Desarrollo Rural Integral (PNDRI) y en el Pacto Hambre Cero.

En qué consiste

La idea del PAFFEC es que gradualmente se vaya sustituyendo la exclusividad de simplemente entregar abonos a los campesinos, los cuales por cierto, contienen fósforo, nitrógeno y calcio para incrementar la productividad de la tierra.

Los beneficios del programa son acceso a medios de producción e insumos (programa de fertilizantes, complementado con dotación de semillas mejoradas), innovación y desarrollo tecnológico (dotación de sistemas de riego e invernaderos, entre otros), acceso a seguro y crédito agrícola (créditos de 3.000 quetzales -384,6 dólares- exentos de intereses y seguro ante pérdidas por desastres naturales).

Es justamente el PAFFEC, el proyecto estrella de la actual administración, a través de él se beneficia al 61 por ciento de las familias que el MAGA atiende. De acuerdo a esa instancia, la última vez que hubo extensionismo en Guatemala (solución al desarrollo rural integral) fue en 1989, lo cual explicaría, en opinión del ministro, los niveles de pobreza y desnutrición que en la actualidad Guatemala padece.

“Al campesino se le ha visto en los últimos 24 años como un sujeto social; se le ve como alguien que si necesita alimento, educación o salud, se le da. Ahora nosotros, fundamentalmente, vemos al campesino como un sujeto económico capaz de generar su propia riqueza”, afirmó el funcionario. Esas acciones tienen el visto bueno de la Unión Nacional Campesina (Unac), la cual mediante su representante, Nicolás Pérez, afirmó: “La acción es vista con buenos ojos por nosotros, esperamos continuar en diálogo”.

La idea resumida es que el PAFFEC se convierta en un proyecto integral que implique asistencia técnica y que permita a los comunitarios cosechar, ya no solo para su propio consumo, sino dejando un excedente para comercializarlo.

Datos

El Programa de Agricultura Familiar se inició en 2013 e integró a 200.000 familias, en este año se pretende llegar a 400.000 más.

En 2014 el Gobierno hará un remozamiento de sistemas de riego en todo el país, para lo cual ya existe un plan aprobado. Se invertirán 50 millones de quetzales (6,4 millones de dólares).

Parte de la idea es capacitar a la población en los Centros de Aprendizaje en Desarrollo Rural (Cader), que en total son unos 9.000.