2017 Guatemala Humanitarian Needs Overview (Noviembre 2017) [SP]

Report
from UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs
Published on 30 Nov 2017

SITUACIÓN HUMANITARIA Y CIFRAS CLAVES

Guatemala es la economía más grande de la región centroamericana y es considerado un país de renta media.

Sin embargo, se ve afectado por problemas estructurales de desigualdad, exclusión y pobreza extrema. Los pueblos indígenas, las poblaciones rurales, las mujeres y las niñas sufren particularmente de esta vulnerabilidad que se ve exacerbada con la exposición del país a la recurrencia de desastres socio-naturales así como el impacto de la violencia no convencional, es decir, la violencia que se ejerce en contra de la población en general.

En los últimos 4 años, Guatemala ha enfrentado una crisis humanitaria relacionada con la peor sequía registrada en el país en las últimas décadas. La desnutrición crónica afecta a 1 de cada 2 niños y niñas menores de 5 años. En paralelo, se reportan diariamente hechos relacionados con la violencia, estructuras criminales y desplazamiento de personas debido a estos fenómenos. A escala local, los mega-proyectos de empresas hidroeléctricas, extractivas y agro-industriales generan impactos a la población más vulnerable en el goce efectivo de derechos incluyendo también en la generación de desastres socio-ambientales y la agudización de inseguridad alimentaria, migración y falta de acceso a la tierra, entre otros aspectos.

La complejidad de las amenazas y vulnerabilidades existentes en el país requieren de un enfoque coordinado dentro de los esfuerzos de respuesta promovidos por el Gobierno de Guatemala y de la comunidad humanitaria en el país. Por esta razón, el Equipo Humanitario de País (EHP) bajo el liderazgo de la coordinadora residente, en el marco de la “nueva manera de trabajar” (New Way of Working, por su denominación en inglés) y en conjunto con la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED), la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SESAN) y otras contrapartes humanitarias en el país, han realizado un ejercicio de análisis considerando las poblaciones en situación de vulnerabilidad en el país. Este abordaje permitirá definir estrategias que tomen en cuenta las necesidades humanitarias para proponer acciones y soluciones a corto y largo plazo, en clara asociación entre los socios humanitarios y las organizaciones de desarrollo.

Este análisis sobre las necesidades humanitarias del país representa la contribución de la comunidad humanitaria en Guatemala a las situaciones que ameriten atención inmediata y al mismo tiempo, contribuye a avanzar en el cumplimiento de los derechos humanos, a mitigar las causas subyacentes de las afectaciones así como garantizar la no repetición y promover la transformación de la situación de muchas poblaciones en situación de vulnerabilidad en el país.

El EHP, después de haber analizado la situación humanitaria en el país, concluyó que existen 4 grandes grupos poblacionales que son marcados por una elevada vulnerabilidad y exposición a los elementos de crisis arriba mencionados:

i) los agricultores de subsistencia de maíz y frijol, pequeños productores de café y jornaleros

ii) los niños y niñas que sufren desnutrición crónica

iii) la población migrante

iv) las personas afectadas por violencia no convencional

Muchos de los factores que aumentan la vulnerabilidad y reducen la resiliencia de estos grupos se traslapan. Aunque las causas estructurales de los principales problemas del país afectan a toda la población, los impactos de estas afectaciones son diferenciados entre poblaciones indígenas y no-indígenas, mujeres, personas con discapacidad, niño o niña, adulto mayor o si se vive en área urbana o rural.

Para cada grupo en situación de vulnerabilidad, el EHP realizó un análisis detallado que incluyó revisión de la información secundaria existente tal como estudios realizados por instituciones gubernamentales y universitarias, investigaciones de agencias especializadas, trabajo de campo de ONGs e indicadores de la plataforma de manejo de riesgo (InFoRM, por sus siglas en inglés). Esta revisión permitió reajustar el proceso de priorización frente a las necesidades críticas de la población vulnerable en Guatemala haciendo hincapié entre necesidades críticas urgentes (riesgo de vida) y personas que tienen problemas para cubrir sus necesidades básicas: agricultores de subsistencia de maíz y frijol, pequeños productores de café, jornaleros, migrantes y desplazados, niños y niñas con desnutrición crónica. Entre las necesidades básicas identificadas sobresale educación, salud, acceso a agua, seguridad alimentaria, acceso a la tierra, derecho a vivienda digna, derecho de los pueblos indígenas sobre su territorio y recursos naturales y planificación de desarrollo local. La falta de estos satisfactores vulnera los derechos humanos de la población.

Para cuantificar el número de personas con necesidades de corto plazo fue necesario hacer varias estimaciones y extrapolaciones con data oficial, mucha de lo cual está actualizada solamente hasta 2014.

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs:
To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.