El Salvador

Plan Nacional de Contingencias para Terremotos

Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

  1. SITUACION

El Salvador se encuentra en una región de intensa actividad sísmica, generada por el proceso de subducción de la placa de Cocos bajo la del Caribe y por la activación de las fallas geológicas, tanto locales como de los países vecinos.

Existen datos acerca de los sismos que han afectado a El Salvador desde el 23 de mayo de 1576, cuando un sismo ocasionó la destrucción de la capital.

Otros sismos importantes sucedieron el 30 de septiembre de 1659 y el 16 de abril de 1854. Durante el siglo XX, se produjeron numerosos sismos, cuatro de ellos con magnitud igual o superior a 7,04 en la Escala de Richter. Es evidente, por tanto, que El Salvador se encuentra en una región con un alto índice de actividad sísmica que forma parte integral de su historia.

Las principales fuentes generadoras de sismos en el territorio nacional son:

a) La cadena volcánica que recorre el país paralelamente a la costa del Pacífico y forma parte del cinturón de fuego del Pacífico.

b) Un sistema de fallas geológicas con dirección predominante nor oeste sureste dentro del territorio salvadoreño.

c) El proceso de subducción entre las placas de Cocos y del Caribe, cuyo movimiento relativo origina sismos cercanos a las costas salvadoreñas.

d) Un sistema de fallas geológicas en Guatemala que definen la frontera entre la placa de Norteamérica y la placa del Caribe.

e) Un sistema de fallas geológicas con dirección Norte-Sur, ubicada en la depresión de El Salvador.

Los sismos locales generados por las fuentes a y b, que generalmente ocurren a menos de 30 km de profundidad, han sido los que han causado mayor destrucción en El Salvador. Entre los más destructivos se pueden mencionar: el de JucuapaChinameca del 6 de mayo de 1951; el de San Salvador del 3 de mayo de 1965 y el de San Salvador del 10 de octubre de 1986. De los sismos regionales generados por las fuentes 3, 4 y 5, el del 19 de Junio de 1982, con epicentro en el Océano Pacífico, fue el que ocasionó peores consecuencias para país.

La sismicidad se concentra principalmente en dos grandes zonas. Una corresponde a la cadena volcánica, donde se generan sismos de pequeña a moderada magnitud con profundidades someras, por lo general menores a los 15 km, la causa de estos sismos se atribuye al fallamiento geológico local, ejemplos significativos de sismos generados por esta fuente son los ocurridos el 10 de octubre de 1986 con magnitud 5.7 y 13 de febrero del 2001 con magnitud 6.6. La otra zona de sismicidad se ubica en el océano Pacifico, donde la placa de Cocos choca con la placa del Caribe, generando sismos a diversas profundidades (hasta más de 200 kilómetros) y de pequeñas a grandes magnitudes, ejemplo de ello es el sismo ocurrido el 13 de enero del 2001 con magnitud 7.6. En los mapas de este apartado se muestra la sismicidad anual registrada por la red de monitoreo sísmico de El Salvador; en cada mapa además de los epicentros sísmicos, se muestra la ubicación de las estaciones sísmicas en funcionamiento.

Tomando como referencia la actividad sísmica registrada entre los años del 2002 al 2008, encontramos que en promedio han ocurrido 15 sismos por día, es decir más de cinco mil sismos al año, de los cuales solo un 2.5 % anual es perceptible por la población salvadoreña