El Salvador

La Depresión Tropical 12-E pone en evidencia la importancia de mantener el compromiso con la preparación ante desastres

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published

Attachments

Autoridades, ONG y donantes se reúnen en San Salvador para debatir las prioridades del país en Reducción de Riesgo de Desastres

La Comisión Europea ha reservado 4 millones de euros en ayuda humanitaria para los afectados en Centroamérica

San Salvador, 10 de Noviembre de 2011.- Con la devastación causada en Centroamérica por la Depresión Tropical 12-E todavía fresca en la memoria, la Comisión Europea reiteró hoy su firme compromiso con los programas de Preparación ante Desastres, que considera claves para reducir el impacto de inundaciones, deslizamientos, terremotos o sequías. Su departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil (ECHO) ha reunido en San Salvador a actores nacionales e internacionales implicados en la gestión de riesgo de desastres y en las emergencias para debatir las prioridades en El Salvador, que serán incorporadas al próximo plan de acción del programa de preparación ante desastres (DIPECHO) de la Comisión Europea.

"Todos hemos visto los daños causados por la depresión tropical 12-E, pero en la reciente emergencia vivida en la región también se han evidenciado las capacidades reales instaladas a nivel local a través de los programas DIPECHO para dar respuesta a la emergencia"; recordó Virginie André, responsable para Centroamérica del Departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea (ECHO). "En muchas zonas de El Salvador se pudo ver una respuesta organizada, comisiones comunales y municipales activadas, elaboración de alertas y evacuación, reportes periódicos de situación y una coordinación satisfactoria con la Dirección General de Protección Civil y el resto de las instituciones del país".

"Los testimonios aportados por residentes en comunidades donde están siendo implementados programas de preparación ante desastres financiados por la Comisión Europea permiten ver que estos programas han tenido ya un efecto beneficioso en las comunidades. Cuando contribuimos a que las comunidades se organicen para evaluar el riesgo, entender las alertas, tomar decisiones, y evacuar a los residentes si es necesario, estamos contribuyendo a salvar vidas", agregó André.

Félix Franco, coordinador de la Comisión Comunal de Protección Civil en el Caserío Los Marroquines, en el municipio de Cojupeque de El Salvador, explica que el proyecto de preparación ante desastres de ECHO "ha capacitado a la Comisión Comunal de Protección Civil y lo están poniendo en práctica, ya que cuando la lluvia empezó el 11 de octubre, la Comisión se reunió para coordinar el monitoreo, y envió a un equipo a zonas que pudieran estar en riesgo". Como consecuencia, la comisión decidió evacuar a 14 familias y se coordinó con las autoridades municipales para habilitar el centro escolar al que fueron evacuadas dichas familias. Para Franco, el proyecto DIPECHO ha sido útil en elementos concretos para responder a la emergencia. "Podemos observar el incremento de las capacidades locales, ya que ante una amenaza determinada la Comisión organizada ha sido capaz de evaluar el nivel de riesgo y proponer, en coordinación con la Comisión Municipal, acciones concretas", afirma.

En respuesta a las consecuencias de la Depresión Tropical 12-E, cuyas persistentes lluvias causaron 105 muertos, cerca de 650.000 afectados, más de 90.000 evacuados y amplios daños en la región centroamericana desde el pasado 10 de Octubre, la Comisión Europea ha reservado ya 4 millones de euros para asistir a las personas afectadas por inundaciones en El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua. La ayuda humanitaria beneficiará a cerca de 100.000 personas, todas parte de las poblaciones más vulnerables de las áreas más afectadas.

Pero además de esta respuesta de emergencia, desde hace 13 años ECHO financia en Centroamérica, incluido El Salvador, planes de acción conocidos como DIPECHO (Disaster Preparedness ECHO) centrados en ayudar a las comunidades más vulnerables y a las autoridades locales a prepararse para responder a las emergencias. El actual plan de acción 2011-2012 ha destinado a El Salvador 1,9 millones de euros (2,6 millones de dólares) que se reparten en cinco proyectos llevados a cabo por Ayuda Obrera Suiza, Cruz Roja Española, OIKOS, Oxfam Solidaridad y Plan Internacional. Tres proyectos de ámbito regional también tienen incidencia en El Salvador. Adicionalmente, ECHO contribuye a aumentar la resiliencia de las poblaciones más vulnerables a la sequía con una aportación de 2 millones de euros para la región. El número de beneficiarios de estos programas en el país se eleva a 120.000 personas.

El Taller de Consulta que hoy y mañana tendrá lugar en San Salvador contará con la participación de representantes de ECHO, los actuales socios del VII plan de acción DIPECHO, actores de la preparación y atención de desastres a escala nacional, y también organismos internacionales tales como agencias de Naciones Unidas, la Cruz Roja y agencias de cooperación bilateral. "Este proceso participativo refleja el compromiso de la Comisión Europea de ofrecer a todos los actores de la preparación ante desastres presentes en la región la posibilidad de establecer entre ellos alianzas estratégicas y de tener voz y voto en el momento de definir las prioridades del próximo plan de acción", concluyó la responsable para Centroamérica de ECHO.