El Salvador

La Comisión Europea destina 2 millones de euros a la preparación ante desastres en el Salvador

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published

Attachments

El departamento de ayuda humanitaria celebra su 20 aniversario y lanza un nuevo programa para ayudar a los más vulnerables a responder a las emergencias

San Salvador, 11 de Julio de 2012.- La Comisión Europea lanzó hoy su nuevo programa de preparación ante desastres en El Salvador, que destinará en los próximos 18 meses 2 millones de euros (21.7 millones de colones salvadoreños) a proyectos en el país que ayuden a las comunidades más vulnerables y a las instituciones locales a reducir los riesgos de desastres asociados a fenómenos naturales como terremotos, tsunamis, inundaciones, deslizamientos, sequías y erupciones volcánicas. "Los más vulnerables son generalmente los más afectados por los desastres. Este programa busca salvar vidas y proteger los medios de vida. Queremos lograr que esas comunidades estén mejor preparadas y, cuando un fenómeno natural llegue de improviso, sea la propia comunidad la que evite que haya víctimas mortales o que se minimicen las perdidas de infraestructuras y cosechas", afirmó Virginie André, responsable de la Oficina para Centroamérica del Departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil (ECHO) en la presentación del nuevo programa, en el marco de la celebración del 20 aniversario de ECHO.

El programa de preparación ante desastres de la Comisión, conocido como DIPECHO por su nombre en inglés (Disaster Preparedness ECHO), busca limitar el impacto negativo de las catástrofes mediante el fortalecimiento de las capacidades de respuesta de las autoridades y las poblaciones afectadas. Sus proyectos financian, entre otras cosas, la creación y fortalecimiento de sistemas de alerta temprana, elaboración de planes de emergencia, sistemas de coordinación local o nacional para responder de forma inmediata tras un desastre, así como capacitaciones y campañas de sensibilización. También costean la realización de pequeñas obras de infraestructura que pueden disminuir la vulnerabilidad, como diques para evitar deslizamientos de tierra o depósitos de agua en zonas propensas a la sequía.

Serán 54,000 los salvadoreños que se beneficiarán de los proyectos. En total, 6 proyectos con incidencia en El Salvador recibirán financiación europea: 4 de ellos, por un monto de 1.7 millones de euros (18.4 millones de colones salvadoreños), son de ámbito nacional y 2 de ámbito centroamericano. La asistencia de la Comisión será llevada a cabo por organizaciones en el terreno con las que ECHO tiene una amplia trayectoria de colaboración. Estas organizaciones coordinarán de muy cerca sus operaciones con todas las instituciones del Sistema Nacional de Protección Civil en el país.

En el departamento de La Unión, Cruz Roja Española trabajará en el área de Conchagua, mientras que Solidar Suiza lo hará en San Vicente. La organización Plan desarrollará su labor en el norte del país, en concreto en varios municipios de Chalatenango. Por su parte, Oxfam trabajará en el departamento de San Salvador.

Además, los proyectos de ámbito centroamericano en los que El Salvador participa serán ejecutados por Plan Internacional UK en consorcio con UNICEF, y por la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres (EIRD) de la ONU.

La ayuda que la Comisión proporciona a El Salvador se enmarca dentro de un programa de preparación ante desastres para toda Centroamérica, que dedicará 10 millones de euros (108.6 millones de colones salvadoreños) hasta finales de 2013 en asistencia. "Sabemos que la preparación salva vidas. Casi 15 años trabajando en preparación ante desastres en Centroamérica lo atestiguan. Contamos con numerosos testimonios aportados por residentes en comunidades donde han sido implementados programas de preparación ante desastres financiados por ECHO que permiten ver el efecto beneficioso en las comunidades. El último ejemplo lo proporcionó la Depresión Tropical 12-E, de octubre de 2011. Pese a los daños ocasionados, hubo múltiples ejemplos de comunidades en El Salvador que se organizaron adecuadamente, ayudando a evacuar a los residentes y de ese modo salvar vidas", añade la responsable de la Oficina para Centroamérica.

Por ejemplo, durante la tormenta tropical 12-E, en el Caserío san Antonio, en la municipalidad de Comasagua, donde ECHO desarrolló en 2009 un proyecto de preparación ante desastres, la comunidad se organizó y junto a las autoridades llevó una evacuación adecuada, y ello salvó a varios centenares de personas que vivían próximas al lugar donde se abrió una gigantesca cárcava.
Desde 1998, ECHO ha destinado 52.5 millones de euros (570.4 millones de colones salvadoreños) a la preparación ante desastres en Centroamérica, donde también ha intervenido en todas las emergencias y crisis humanitarias que han requerido una respuesta.

Creado en 1992, el Departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea ha movilizado en estas dos décadas 14.000 millones de euros para ayudar a víctimas de conflictos y desastres en más de 140 países del planeta. La ayuda humanitaria es una expresión concreta de los valores fundamentales de la Unión Europea: solidaridad con las poblaciones más vulnerables, respeto por la dignidad humana, igualdad y tolerancia. La ayuda se canaliza de manera imparcial y va directamente a las víctimas, independientemente de su nacionalidad, religión, sexo, origen étnico o afiliación política.