El Salvador + 2 more

América Central y el Caribe - Key Message Update: La inseguridad alimentaria empeora debido al aumento en los precios de alimentos durante la actual temporada de escasez

Format
Situation Report
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

Mensajes clave

  • La población que experimenta brechas en su consumo de alimentos o que se encuentra utilizando estrategias de respuesta negativas, indicativas de resultados de Crisis (Fase 3, CIF), se encuentra incrementándose, especialmente entre los hogares pobres del noreste Nicaragua, norte y sur de Honduras, y las áreas productoras de café en el occidente de El Salvador. El acceso a los alimentos se deteriora durante la actual temporada de escasez, marcado por incrementos en los precios de los alimentos básicos y una demanda de trabajo atípicamente baja durante la pandemia que ha reducido el poder adquisitivo de los hogares. Se prevé que la inseguridad alimentaria empeore al menos hasta mediados de agosto, cuando sale la cosecha de primera.

  • El aumento en los precios de los combustibles o los alimentos está poniendo presión sobre la capacidad de compra de alimentos de los hogares. Los precios del frijol, vegetales, carne y lácteos muestran una tendencia arriba del promedio debido a la baja producción regional 2020/2021 y/o los altos costos de transporte. Por ejemplo, el precio de una bolsa de cinco libras de frijoles rojos en Tegucigalpa, Honduras fue ocho por ciento mayor al promedio de cinco años en abril. Es muy probable que los precios del frijol se mantengan arriba del promedio hasta al menos la cosecha de primera. Sin embargo, los precios del maíz se mantendrán cercanos al promedio y probablemente continúen así mitigados por las importaciones, la liberación de las reservas estratégicas y los programas nacionales de asistencia alimentaria.

  • Luego de un inicio temprano de la temporada, lluvias irregulares desde finales de abril han dado lugar a déficits de humedad en el suelo en áreas del sur de Honduras y norte de Nicaragua. Un pronóstico de dos semanas de lluvias reducidas implica una preocupación de impactos negativos en los prospectos de la producción agrícola de primera en estas áreas. Los informantes clave reportan que, a pesar de que algunos agricultores sembraron temprano en el golfo de Fonseca y otras partes de Honduras, la mayoría de los agricultores aún se encuentran en preparación de tierras y es probable que las actividades de siembra se inicien a finales de mayo/inicios de junio. Debido a los altos precios de los fertilizantes, también es probable que los pequeños agricultores obtengan rendimientos más bajos. Se requiere de un monitoreo cercano del desarrollo del ciclo productivo.

  • En medio de una lenta recuperación económica, una tercera ola de COVID-19 en Centro América está causando un drástico aumento en los casos confirmados y muertes, presionando a las instituciones de salud. Las autoridades en Honduras identificaron una nueva variante COVID-19 en mayo, lo que podría estar contribuyendo al aumento local de casos, junto a otros factores. Los gobiernos de Honduras, El Salvador y Nicaragua no han anunciado medidas restrictivas a nivel nacional para limitar la propagación, y no se espera que lo hagan en el corto plazo. El acceso a vacunas se mantiene muy bajo en Honduras y Nicaragua, donde menos del tres por ciento de la población ha recibido al menos una dosis hasta finales de mayo. En cambio, El Salvador ya administrado al menos una dosis a más del 17 por ciento de su población gracias a las compras rápidas y tempranas de la vacuna.