Ecuador

Se coordinan acciones para enfrentar los saldos de la emergencia en Ponce Enríquez

PONCE ENRIQUEZ (AZUAY).- A primera hora de esta mañana, lunes 04 de febrero del 2013, representantes de varias instituciones planificaron las acciones que pondrán en marcha durante esta semana en la Cooperativa Bella Rica, zona de campamentos mineros que fueron afectados por un deslave, provocado por las intensas lluvias registradas el pasado 23 de enero del año en curso, que dejaron como saldo la pérdida de 11 vidas humanas, obstrucción de vías, inmuebles y enceres destruidos, niños y adultos con secuelas físicas y psicológicas entre otras.

En la sesión, los representantes del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), Ministerio de Salud (MSP), Fuerzas Armadas(FF.AA), Policía Nacional, Gobierno Provincial, bomberos, Alcaldía y la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR), operaron en torno a los alcances obtenidos en el continuo trabajo realizado desde que se suscitó el evento; analizaron el estado de albergues en los que según reportes del MIES, este día quedarán desocupados puesto que las familias acogidas se han movilizado a casas de familiares; cabe resaltar que durante su estancia han sido dotados de kits alimentarios y de aseo.

También, el Municipio de la localidad y Gobierno Provincial seguirán operando con maquinaria pesada para reparar la accesibilidad de las vías y el encauzamiento del río; pues ya se ha logrado durante el fin de semana abrir las bocaminas que quedaron cubiertas a partir del derrumbe, adicional con la Cooperativa Bella Rica se comenzó a elaborar lo referente al plan de remediación.

La SNGR mientras tanto, sigue otorgando respaldo con soporte técnico realizando inspecciones, monitoreo del área, levantamientos y validaciones geo referenciales, también, personeros de la instituciones en el ámbito social contribuyen con capacitaciones sobre planes de emergencia. Asimismo, suministra aproximadamente 200 galones diarios de combustible para la maquinaria pesada que opera en la zona.

Se procura mantener especial monitoreo en esa zona por ser de alto riesgo para evitar el desbordamiento de material que provocaría nuevamente la obstaculización de las vías, pues el invierno incrementa la susceptibilidad para una nueva emergencia.

Además, ARCOM continuará con las inspecciones de otros campamentos mineros que se encuentran dentro del cantón.

Que estos episodios sirvan para fortalecer la conciencia en la población y empresas dedicadas a la minería sobre la importancia de la prevención y la reducción de riesgos.(LC/MVC)