RMRP 2020 - Ecuador

Report
from R4V
Published on 13 Nov 2019 View Original

Prioridades estratégicas de la respuesta

Apoyar los esfuerzos del Gobierno para facilitar la entrada regular y regularizar la permanencia de los venezolanos en el país, así como mejorar el acceso al asilo y abogar por un mayor acceso regular al país.

Responder a las necesidades humanitarias de quienes ingresan y/o transitan por Ecuador.

Aumentar el componente de integración de la respuesta, con actividades que promuevan el acceso a los derechos y los servicios básicos, la inclusión socioeconómica y financiera y la cohesión social, como una forma de prevenir la discriminación y la xenofobia.

Situación

Ecuador, que hasta hace poco mantuvo una política de puertas abiertas hacia los venezolanos, ha sido un país de destino y tránsito para refugiados y migrantes de Venezuela, con más de 1.7 millones de personas que ingresaron regularmente al país desde 2017. Se espera que para fines de 2019, Ecuador albergará hasta 548,000 refugiados y migrantes de Venezuela. Esto representa un aumento significativo desde finales de 2018 (250,752).

En agosto de 2019, el Gobierno de Ecuador introdujo un requisito de visa para los venezolanos y, en paralelo, anunció un proceso de regularización para los venezolanos que cumplen con varios requerimientos, incluida la necesidad de tener pasaporte. Esta medida ha impactado significativamente en las opciones que tienen los venezolanos para acceder al territorio. Sin embargo, se observa que un número cada vez mayor de venezolanos ingresa al país de manera irregular, exponiéndose a riesgos significativos de protección, incluido el contrabando y el tráfico. Riesgos similares enfrentan aquellos sin la documentación requerida y que permanecen con un estatus irregular.

A pesar del acceso universal a servicios básicos, incluida la atención médica y la educación, se siguen reconociendo barreras que son agravadas por los desafíos socioeconómicos que enfrentan tanto el país como los refugiados y migrantes venezolanos en Ecuador. Con infraestructuras locales sobrecargadas especialmente en las áreas más afectadas por la afluencia, se necesita un mayor enfoque en las necesidades de las comunidades de acogida, así como cohesión social y oportunidades de medios de vida para los refugiados y migrantes para garantizar la integración socioeconómica, y evitar desgaste de la comunidad de acogida, así como brotes de xenofobia.