Emergencia en La Concordia y Chone por efectos de las lluvias

Report
from El Comercio
Published on 06 Mar 2013 View Original

Los cantones Chone y La Concordia fueron declarados ayer en emergencia por los daños que deja el invierno. Los efectos de las lluvias continúan sintiéndose en otros sectores de las provincias de Manabí, Esmeraldas, Guayas y Santa Elena.

La tarde de ayer, la población se alarmó ante el supuesto rompimiento de la ataguía (pequeña represa) que se construía en el cuerpo de la presa de Río Grande, en Chone (Manabí).

Wilson Mendoza, subsecretario en Manabí de la Secretaría Nacional del Agua, explicó que en la ataguía se acumuló gran cantidad de palizada y la obra estuvo en riesgo, pero que se logró que las aguas salgan sin presión ni riesgo para el componente de la Propósito Múltiple Chone (PPMCH) y habitantes de las zonas bajas de Chone. El alcalde Ítalo Colamarco pidió calma a la ciudadanía, ya que si bien otras zonas se verán afectadas por inundaciones, éstas no representan mayor riesgo.

Horas antes, el Comité de Operaciones Emergentes (COE) cantonal declaró a Chone en emergencia por las consecuencias de las lluvias en la ciudad, donde el 40% de sectores urbanos está anegado. Además, hay pérdidas de sembríos de plátano, maíz, arroz y maní y se reportan 25 familias (93 personas) asiladas en el colegio Oswaldo Castro Intriago.

En esa cita, Fausto Bravo, jefe de Fiscalización de la Escuela Politécnica del Ejército (ESPE) y de la obra del PPMCH, dijo que hay personas que están dando información falsa. “Esos sujetos deben ser sancionados, porque deberían tratarse de terroristas que quieren boicotear nuestro trabajo”, señaló.

En tanto, la inundación de la subestación eléctrica ubicada en la av. Eloy Alfaro obligó a los directivos a suspender el servicio en Chone y Flavio Alfaro desde las 20:30 del lunes. Se lo restableció a las 10:00 de ayer.

Según Valdemar Pacheco, gerente regional de la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL), el rompimiento de un dique antiguo, cerca de la subestación, causó la inundación. Esto, tras casi 16 horas de lluvias que provocaron la crecida de los afluentes del río Chone.

En la capital manabita, ante la crecida del río Portoviejo debido a la fuerte lluvia del lunes, los agricultores empezaron a sacar la cosecha de zapallo, plátano y limón que estaba anegada.

Delegados de bomberos pidieron a los habitantes de las riberas que tomaran precauciones, pues la presa de Poza Honda, en Santa Ana, ayer en la tarde emanaba unos 60 m³ por segundo a través del vertedero.

La fuerte lluvia también dejó por más de 30 horas sin fluido eléctrico a la parroquia La Pila de Montecristi y a otros cantones de la provincia. También hubo problemas telefónicos.

En La Concordia, cantón que por consulta popular pasaría a ser parte de la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas, el desbordamiento de esteros y el rompimiento de tuberías provocaron la inundación de doce casas y una escuela que servía de albergue.

Las lluvias de estos días aumentaron el caudal de esteros que atraviesan el cantón y debido a que existen viviendas asentadas sobre ellos, la tubería subterránea explotó en varios puntos. Son quince familias afectadas que no cuentan con un lugar donde ubicarse.

Jorge Trujillo, gobernador de Santo Domingo de los Tsáchilas, activó el COE con el fin de atender a los damnificados.

Funcionarios del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda indicaron que con el Municipio levantarán un censo para conocer las casas en riesgo y construir conjuntos habitacionales para los afectados.

El alcalde Walter Ocampo indicó que se tardó en activar el COE debido a que aún no se oficializa la pertenencia de La Concordia a Santo Domingo de los Tsáchilas, y solicitó al Ejecutivo invertir en el plan maestro de alcantarillado.