Ecuador

ECUADOR: BOLETIN ESPECIAL DEL VOLCÁN TUNGURAHUA No. 01

Source
Posted
Originally published
Origin
View original
Jueves, 7 de enero de 2010

El Instituto Geofísico informa a la comunidad que a partir de los dos últimos días del año anterior 2009 el volcán Tungurahua ha vuelto a incrementar su actividad. Los índices de actividad del volcán habían venido descendiendo paulatinamente hasta mediados de diciembre, a niveles en los que se la consideraba como muy bajos, luego de lo cual, debido principalmente a dos sismos volcanotectónicos de magnitudes considerables -uno de ellos fue sentido en Baños- la tendencia descendente del volcán se revirtió.

En lo que se refiere a la actividad superficial observable en el volcán, cabe describir que en horas de la tarde (14:52) del 30 de diciembre se registró un evento sísmico de largo período, y a los pocos minutos se inició la emisión de una columna de vapor poco energética que ascendió hasta unos 300 m sobre el cráter y luego se disipó; esta es la primera vez, desde mediados del mes de julio, en que se observó nuevamente actividad fumarólica en el cráter. En la tarde del día 1 de enero se produjeron las primeras emisiones con una baja carga de ceniza, esta actividad ha estado acompañada desde entonces de bramidos que poco a poco van incrementando su intensidad. En la noche del 3 de enero fue posible observar la presencia de brillo en el cráter y luego se produjo actividad de fuentes de lava con proyección de bloques incandescentes en los flancos superiores del cono acompañada de bramidos intensos. Los bramidos se han reportado desde lugares tan distantes como Mocha y Ambato y han hecho vibrar ventanas en las zonas más cercanas incluyendo a los poblados al occidente y a Baños, ubicada en el flanco norte. La cantidad de ceniza en las emisiones del día 4 de enero fue mayor que en los días precedentes y se reportó caídas leves de ceniza en Bilbao, Manzano, Cahuají y Choglontús. Las emisiones más importantes han llegado a sobrepasar los 2 km de altura sobre el cráter y generalmente se han dirigido al W, NW y SW.

De igual manera en lo que se refiere al monitoreo instrumental el Instituto Geofísico se permite informar que, a partir del 31 de diciembre se observa un incremento definitivo en los parámetros del monitoreo; la actividad sísmica ha aumentado significativamente, se observan sobretodo numerosos períodos de tremor sísmico, el mismo que acompaña a la salida de las emisiones. Las mediciones de gases de azufre, también se ven incrementadas desde entonces, llegando a un valor máximo de 3200 Ton/día, en el día 6 de enero, superando en 10 veces los valores registrados durante las semanas y meses precedentes.

Es evidente entonces que el volcán ha iniciado un nuevo ciclo de actividad; los cambios experimentados se han presentado de una manera rápida, lo cual es diferente a lo observado en oportunidades anteriores cuando para llegar a generar la energía sísmica que se ha registrado en las últimas 24 horas el volcán debia "trabajar" durante semanas o meses. De todas maneras la actividad que ocurre al momento tanto interna como superficialmente se la considera de un nivel moderado aunque con claras evidencias de ir aumentando. En estas condiciones en los próximos días es posible que se incremente la cantidad de ceniza que emite el volcán, al igual que los cañonazos y bramidos.

Dado que este es un proceso que recién se ha iniciado, es necesario evaluar cuidadosamente durante unos días más el desarrollo del mismo, aunque recalcamos que la velocidad con la que ha llegado al estado descrito del volcán es rápida, por lo que el IG se encuentra analizando permanentemente la información de que dispone para definir mejor posibles escenarios futuros, tanto en el corto como en el mediano plazo.

Esta es la situación actual del volcán. El Instituto Geofísico continua con sus actividades de monitoreo y evaluación permanente y estará informando a través de sus diferentes medios de difusión sobre el desarrollo y cambios en la actividad del volcán. Se recomienda la comunidad y a las autoridades, en especial a las autoridades locales recientemente electas, el no perder de vista la información que permanentemente se emite desde el Observatorio del volcán (OVT) y desde el centro de Monitoreo, Interpretación y Alertamiento Temprano en Quito, para que se implementen las acciones más adecuadas en función de la experiencia previa con la que ya cuenta la comunidad.

INSTITUTO GEOFÍSICO
ESCUELA POLITÉCNICA NACIONAL
PR/HY 09:00