Aguas represadas en poblados de Manabí y Los Ríos

Report
from El Universo
Published on 18 Mar 2013 View Original

CALCETA-URDANETA

Extensas zonas de las provincias de Manabí y Los Ríos continúan anegadas debido a las fuertes lluvias de las últimas horas que generan el aumento en el nivel de una represa y crecidas de ríos y esteros.

Calceta (Manabí) se encuentra inundada por más de 48 horas. El sábado fue por la creciente de los ríos Mosca y Carrizal y ayer por la apertura de dos compuertas de la represa La Esperanza.

Autoridades del cantón Bolívar y de la provincia se reunieron ayer con la ciudadanía. Hubo reclamos e interrupciones en las intervenciones sobre el manejo de la presa La Esperanza, que muchos calificaron de mentirosas.

La gobernadora de Manabí y presidenta del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) provincial, Susana Dueñas, por varias ocasiones intentó calmar los ánimos y pidió respeto. Reiteró que ya se contaba con un manual de manejo de la represa y que actuarían responsablemente según el documento.

En la cita se acogió el pedido de la ciudadanía de que se informe cuándo evacuarían agua de la represa como una alerta temprana, lo que se hará por redes sociales, COE, Cuerpo de Bomberos y radios locales.

Además que se conformará una comisión de ciudadanos que monitoree coordinadamente con las autoridades la aplicación del manual de manejo de la represa. También hubo el compromiso del técnico de la Senagua de que las aguas comenzarían a bajar.

El encargado de la Unidad Técnica Operación y Manejo de las represas de Manabí, Sergio Mera, afirmó que hasta el mediodía de ayer se evacuaban 110 m³ de agua por segundo de la represa en virtud de que habían monitoreado la salida del río Mosca, esteros Patón, El Trueno y Sarampión.

Una verdadera emergencia viven cientos de familias de recintos del cantón Urdaneta (Los Ríos) que desde el sábado sufren las consecuencias del desbordamiento del río Pijullo que inundó casas y cultivos.

Veintiún familias fueron evacuadas a escuelas y familias acogientes del recinto Palma Sola, mientras que en el sector Castillo, se rescató a tres familias. Además, se reportaron cerca de 2.500 ha de cultivos afectados. También hubo un deslizamiento de tierra del cerro La Proveedora, sector San Isidro, por lo cual hubo que evacuar a cinco familias a una escuela.

También se informó que por la creciente del río Ventanas y las aguas lluvias quedaron anegados los sectores La Poza y Carlos Carriel, en la cabecera cantonal de Ventanas. En el recinto Pailón colapsó un puente metálico, lo que ocasionó acumulación de palizada y dejó incomunicados a los pobladores.

En el sector La Delicia, cantón Babahoyo, cerca de un centenar de viviendas fueron afectadas por la inundación. Más de 30 perjudicados amanecieron ayer a un costado de la vía; ocho familias fueron evacuadas a albergues de la parroquia San Juan (cantón Puebloviejo). En la parroquia La Unión, la creciente del río Clementina afectó a 36 familias de los sectores La Puntilla y Divino Niño.