Ecuador

ACNUR: Ecuador tiene respuestas a los desafíos del desplazamiento forzado

Source
Posted
Originally published
Origin
View original
De izquierda a derecha, George Okoth-Obbo, Alto Comisionado Auxiliar para las Operaciones de ACNUR, Bibiana Aído Almagro, representante de ONU Mujeres en Ecuador, Asesor Especial sobre Políticas del Director General de la OIM, el Embajador Alfonso Morales Suárez, subsecretario de Protección Internacional y Atención a Inmigrantes de la República del Ecuador. © ACNUR/ Daniel Almeida

George Okoth-Obbo, Alto Comisionado Auxiliar para Operaciones de ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, en su visita a Ecuador destacó las buenas prácticas del país andino en la protección e integración de las personas refugiadas.

QUITO, Ecuador, 11 de diciembre de 2017 (ACNUR) - Dentro del marco de la reunión de alto nivel del G77 y China ‘Crisis ambiental y conflictos geopolíticos hacia un planeta sostenible’, auspiciada por el Gobierno de Ecuador, el Alto Comisionado Auxiliar para Operaciones de la Agencia de la ONU para los Refugiados, George Okoth-Obbo, resaltó hoy el rol humanitario de Ecuador hacia la protección y la integración local de los refugiados y llamó a la cooperación internacional para hacer frente a la movilidad humana.

Como parte del Grupo de las Personalidades de Alto Nivel del Sur, durante su intervención Okoth Obbo resaltó los actuales retos para responder a los contextos humanitarios con el constante aumento en el número de personas forzadas a huir. En este sentido, el Alto Comisionado Auxiliar para Operaciones respaldó la Ley de Movilidad Humana de Ecuador, adoptada este año, agregando que “muchas de las respuestas que estamos buscando ante los desafíos de la movilidad humana a nivel global pueden encontrarse en esta ley”. En un contexto de crecientes barreras y dificultades para las personas que se desplazan, Ecuador es un ejemplo de solidaridad e inclusión social, pues acoge el mayor número de refugiados en América Latina y el Caribe: más de 60.500.

Estas iniciativas están en sintonía con la larga historia de compromiso hacia los principios y valores de protección a las personas refugiadas que tiene América Latina y con el desarrollo soluciones innovadoras y de amplio alcance para el desplazamiento forzado, como lo es el Plan de Acción de Brasil”, agregó Okoth Obbo.

“Bajo el marco del G77 y China, el evento que celebramos hoy en Quito representa una oportunidad para reafirmar la histórica Declaración de Nueva York para los Refugiados y Migrantes de 2016, adoptada por los 193 Estados Miembros de la ONU. “La Declaración representa un compromiso político al nivel más alto de cooperación internacional para responder a su difícil situación, reformando marcos legales existentes, incluyendo el régimen de protección a refugiados y al mismo tiempo reafirmando los valores de la solidaridad”, manifestó Okoth-Obbo. La importante contribución y liderazgo de las mujeres en responder a los movimientos masivos de personas es un elemento resaltado en la Declaración de Nueva York.

La Declaración dio al ACNUR la tarea de desarrollar un Pacto Mundial sobre Refugiados para fortalecer la respuesta internacional a los grandes movimientos de refugiados, tanto de las situaciones prolongadas como de las nuevas crisis. Bajo este innovador enfoque, Ecuador ha sido identificado como fuente potencial de buenas prácticas en la protección y la integración local de personas refugiadas.

En este amplio debate sobre movilidad, desarrollo y derechos humanos es importante incluir un énfasis en los derechos y las necesidades de las personas refugiadas y otras personas con necesidades de protección internacional, así como crear las condiciones para permitir que las personas construyan un futuro sin discriminación, mientras que los números de refugiados siguen aumentando.

“Creo con certeza que este sea un momento catalítico y que, trabajando juntos, podemos lograr un cambio sustancial en la respuesta internacional a las crisis de refugiados. Alcanzar esta meta está en el interés de todos nosotros y, sobre todo, en el interés de los millones de personas desarraigadas alrededor en el mundo”, concluyó Okoth-Obbo.