Dominican Rep. + 1 more

Entrada a RD de haitianos ilegales con cólera preocupa a médicos

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Caribe, 17 de Mayo 2015

Fuente: Proceso-El Periódico Digital

El resurgimiento del cólera en Haití, sobre todo en pueblos cercamos de la frontera dominicana, comienza a preocupar a galenos que integran la Regional Norte del Colegio Médico Domiciano (CMD), quienes han planteado a las autoridades dominicanas que tomen medidas eficaces en línea limítrofe para evitar el ingreso de personas infectadas por esa enfermedad. En tanto, médicos y enfermeras de hospitales de Dajabón, Monte Cristi, Partido, Loma de Cabrera, Mao y del Hospital Regional José María Cabral y Báez, de Santiago, dijeron que han atendido a muchos haitianos con diarrea, vómitos, dolores corporales y estomacales y otros síntomas sospechosos de cólera.

Eel presidente de la Regional Norte del CMD, Manasés Peña, reveló que debido al descontrol que existe en la frontera domínico-haitiana, muchos pacientes haitianos afectados de enfermedades infecciosas, entran al país con muchas facilidades. “Por tanto, mientras esa situación persista, República Dominicana tendrá el riesgo inminente de que se presenten casos de cólera y de otras enfermedades infecto-contagiosas”, indicó.

Según Peña, hace cerca de tres semanas que recibió informaciones de un paciente dominicano que fue ingresado al hospital regional José María Cabral y Báez de Santiago, con elevadas sospechas de cólera.

Los informes revelan que esa persona que no ha sido identificadas, habría llegado de Haití.

En tal sentido, sostuvo que cuando se presentan casos aislados, las autoridades y los médicos, el lo inmediato tienen que estudiar las fuentes de la infección, dar seguimiento y evitar que se siga propagando el mal.

El gremialista observó que muchos de esos pacientes, al cruzar a territorio dominicano, no buscan atenciones médicas en los hospitales de la frontera, sino que optan por desplazarse a las ciudades grandes como el Gran Santo Domingo, Santiago y otras, lo que agrava aún más el riesgo de contagio.